Agustín Rossi cuestionó la Campaña Antártica del Gobierno

El ex ministro señaló que “si la Argentina no cumple el Tratado Antártico sufrirá sanciones” y remarcó que las actuales autoridades de Defensa "intentan tapar con falsas denuncias las ineficiencias propias".

El ex ministro de Defensa Agustín Rossi cuestionó hoy la Campaña Antártica que emprendió el Gobierno, al advertir que "no podrá garantizar el regreso" al territorio continental de la totalidad de "los residuos producidos en las bases", por lo que alertó sobre posibles "sanciones internacionales".

Tras mencionar que de no modificarse el plan antártico, Argentina incumplirá el "Protocolo Ambiental del Tratado Antártico", y que esta situación que podría traer aparejado "sanciones internacionales" para el país, el parlamentario del Mercosur sostuvo que las autoridades del Ministerio de Defensa "intentan tapar con falsas denuncias las ineficiencias propias".

Así, el ex funcionario kirchnerista salió al cruce de las acusaciones en su contra por supuestos sobreprecios en la campaña antártica 2015-2016: en septiembre del año pasado fue imputado por irregularidades en la compra de víveres para las bases argentinas.

“Esta es una campaña que, gracias a la eficacia y eficiencia de las tres fuerzas, podemos decir que le ha costado al Estado argentino un cuarenta por ciento menos de lo que costó la del año pasado y si ese valor lo actualizamos por el índice de inflación, el ahorro fue de casi un sesenta por ciento en comparación a lo que costó la campaña 2015 -2016”, había detallado el actual secretario de Logística de la cartera de Defensa, Walter Ceballos, durante el lanzamiento de la Campaña.

En contrapartida, en un comunicado Rossi sostuvo:"La Argentina puede tener sanciones internacionales debido a que la Campaña Antártica de este año no podrá garantizar el regreso al país de los residuos producidos en las bases".

El ex funcionario recordó que el Anexo III del Protocolo de Madrid (Protocolo Ambiental del Tratado Antártico) establece que "es responsabilidad de los países devolver los residuos generados en Antártida al país desde donde se organizaron las actividades que los generaron" con el propósito de "minimizar cualquier impacto ambiental asociado a la permanencia de los residuos en Antártida".

"Esto puede ocasionar graves consecuencias jurídicas para la Argentina, por eso el especial interés de la canciller Susana Malcorra en seguir de cerca esta Campaña Antártica", enfatizó.

Lamentó además que la campaña antártica que realizará el Ministerio de Defensa este año no contemple la utilización de un rompehielos, un buque polar y helicópteros para carga y descarga, equipamiento que juzga imprescindible para poder llegar "hasta la base más austral (Belgrano II) y cumplir con los objetivos".

"La Argentina está encarando esta Campaña Antártica sin rompehielos y sin buque polar, debido al fracaso de las gestiones políticas y administrativas de Julio Martínez y su secretario de Logística, Walter Ceballos", disparó Rossi, y agregó: "No es una campaña larga ni corta: es una campaña antártica de emergencia".