Amado Boudou volvió a pedir su excarcelación

El exvicepresidente se presentó hoy ante la Cámara de Apelaciones Federal. Aseguró que no existe "riesgo de fuga" y pidió el apartamiento del juez Lijo. Además, su defensa pidió suspender el juicio por Ciccone.

El exvicepresidente Amado Boudou, detenido desde el 3 de noviembre por presunto enriquecimiento ilícito, pidió hoy su excarcelación, al argumentar que no hay "riesgo de fuga", y el apartamiento del juez Ariel Lijo ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal.

Boudou habló en una audiencia ante los jueces de la Sala I, Leopoldo Bruglia y Jorge Ballestero, a quienes les manifestó que necesita recuperar su libertad para poder ejercer su derecho a la defensa, ya que fue arrestado sin tener una sentencia en su contra (en la que se lo procesó por tres hechos de lavado de dinero). 

La defensa de Boudou, encabezada por el abogado Eduardo Durañona, sostuvo que la decisión de Lijo fue arbitraria porque el también exministro de Economía siempre estuvo a derecho en la causa y porque después de cinco años del inicio del expediente no se presentó ninguna circunstancia nueva que modifique el caso para pensar que el exvicepresidente pueda generar un entorpecimiento. 

Además, el abogado dijo que la decisión de Lijo fue para cubrirse de la denuncia que recibió por demorar causas de corrupción. Durañona también pidió al Tribunal Oral Federal N°4 la suspensión del juicio que investiga la venta de Ciccone, la otra causa que complica a Boudou, hasta que se conozca la declaración como imputado protegido de Alejandro Vandenbroele, apuntado como su presunto testaferro. 

De acuerdo con el juez Ariel Lijo, Boudou fue el "jefe" de una asociación ilícita que integró con su amigo José María Núñez Carmona —también preso— y con sus supuestos testaferros Vandenbroele y Juan José López que, entre otras cosas, llevó adelante la compra de la calcográfica Ciccone, imprenta de papel moneda. 

Sin embargo, la detención del exvicepresidente se dio en otra causa, en la que que se lo acusa por tres hechos de lavado de dinero puntuales: unos 80 mil dólares que no pudo justificar; la compra de un departamento de su exnovia Agustina Kämpfer en Palermo Hollywood por USD 120.000 en 2010 y, por último, el patrimonio de su socio Núñez Carmona, quien blanqueó en 2009 unos $ 7 millones y compró tres inmuebles, nueve autos y motos, y tuvo participación en, al menos, 12 sociedades.

Diarios Argentinos móvil