Carrió, contra todos: críticas a Sanz, Ritondo, Durán Barba y Lousteau

La diputada oficialista denunció que es "perseguida" por el ministro de Seguridad bonaerense y aseguró que las "operaciones sucias aumentaron". Nuevas críticas a Lorenzetti.

Con Elisa Carrió, Cambiemos no vive días de paz. La diputada de la Coalición Cívica-ARI denunció anoche que es "perseguida" por el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, y aseguró que con el nuevo gobierno "las operaciones sucias aumentaron". Además, agitó la interna en la alianza gobernante al disparar contra Ernesto Sanz y Jaime Durán Barba.

"Pensé que se iban a terminar en el gobierno de Cambiemos las operaciones, pero es peor el ataque personal, será porque estoy con alta imagen, pero las operaciones sucias aumentaron", afirmó Carrió durante una entrevista en TN, en la que  apuntó de forma directa al ministro Ritondo.

También se refirió a la denuncia en su contra por enriquecimiento ilícito y reiteró que se va a "someter a todo" ante la Justicia y la AFIP. "Quiero que se determine que soy la única empobrecida lícita en este país". Por este motivo, volvió a cuestionar a Ricardo Lorenzetti: "Si el señor presidente de la Corte quiere ensuciarme, que me explique por qué no paga Ganancias".

"He pedido el juicio político a Lorenzetti y está en su derecho de denunciarme, de quedarse con mi chacra. En una de esas, la chacra se la queden Aníbal Fernández y Lorenzetti", dijo con ironía.

Además, disparó contra Sanz, uno de los hacedores junto con ella y Mauricio Macri de la alianza Cambiemos: "No es socio mío, ni amigo. Sanz es amigo de Lorenzetti y se conocen mucho. El no es nada hoy, ni ministro, ni funcionario, ni presidente de la UCR".

Otro de sus apuntados fue el ecuatoriano y asesor del presidente, Jaime Durán Barba . "Yo hago política en serio. No me hablen de chantas. Es un vulgar. Peor que Moyano padre", fustigó, y agregó: "Con él pueden ganar elecciones, pero no se cambia la Argentina".

Por otra parte, ratificó su candidatura como diputada por la ciudad de Buenos Aires y explicó que la decisión de no competir en la Provincia es por "estrategia electoral, ya que desde el Gobierno "quieren que sea todo del PRO". "María Eugenia Vidal cree que gana sola", dijo.

La legisladora oficialista también se mostró crítica contra Martín Lousteau, su exaliado y futuro competidor en la Ciudad. "Estamos tratando de sostener la República y tengo que estar hablando con un chico para que esté en una lista. Yo tengo buena relación con él, pero no sé a qué vino. Si quiere ser jefe de Gobierno porteño, que se presente en dos años. Los objetivos personales no importan", planteó Carrió.

Diarios Argentinos móvil