Colegios profesionales miran con desconfianza al IOMA

El cambio de autoridades no cambió la percepción de los profesionales sobre la aplicación de políticas de ajuste en la Obra Social de los bonaerenses

Tras la puesta en funciones de Marcelo D´abate al frente del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA), profesionales del área de salud de la provincia manifestaron preocupación por las políticas de ajuste que está llevando adelante el organismo y se mostraron preocupados por las políticas sanitarias del gobierno provincial.

Los cambios se produjeron tras la salida de Sergio Cassinotti como presidente para hacerse cargo del PAMI, lo que derivó en el nombramiento de quien se venía desempeñando como segundo al mando de la Obra Social de los bonaerenses, con la ratificación del resto del equipo de trabajo.

La noticia la oficializó la gobernadora María Eugenia Vidal en el marco de una conferencia de prensa en la que también anunció la modernización del sistema de credenciales del IOMA y aprovechó para enviar un mensaje a los trabajadores estatales, destacando a los gremios que "no bajan ni una bandera de los trabajadores, pero tienen puesta la camiseta de la Provincia", en referencia a aquellos que acataron la conciliación obligatoria dictada esta semana para evitar el paro docente.

Pero los que siguieron muy atentamente los anuncios a la espera de algún cambios en las políticas sanitarias en general y en la gestión del Instituto en particular fueron los Colegios Profesionales de  médicos, farmacéuticos, ópticos, psicólogos y obstétricas, todos ligados a la entidad por la cobertura de las prestaciones que realizan sus matriculados.

Los primero que hay que decir es que desde el año pasado los profesionales ven con preocupación como el IOMA ratificó el modelo de gestión administrativa que permitió los hechos de corrupción por lo que esa siendo investigado Antonio Lascaleia, por supuesto desvío de fondos para la campaña de Daniel Scioli.

Además, tanto las auditorías realizadas durante el 2016, como las denuncias del sindicato de los trabajadores del organismo bonaerense dieron cuenta de que la mayoría de los funcionarios que acompañaron a Lascaleia continuaron en funciones y los acuerdos millonarios con algunas empresas no se modificaron a pesar de que las mismas están siendo investigadas por la justicia.

Desde el Colegio de Farmacéuticos que conduce Isabel Reinoso, rechazaron en ese momento la ratificación de los convenios y afirmaron que el cambio de gobierno y la judicialización de parte de la gestión administrativa era la oportunidad perfecta para cambiar el modelo para mejorar las prestaciones y si bien admitieron que la situación de atraso no era tan grave como con PAMI, si no había modificaciones volverían a generarse deudas millonarias.

Tras la salida de Cassinotti los farmacéuticos prefirieron mantener prudencia y remarcaron "preferimos esperar para ver cuál va a ser el equipo y si se ratifican las políticas del último año", aunque al ser consultados sobre la figura de D´abate, sorpresivamente indicaron que "nunca lo vimos en ninguna reunión".

Más allá fueron los médicos bonaerenses, que mantienen una situación de tensión de larga data con la Obra Social y afirmaron que el IOMA "está con una política de ajuste que está repercutiendo en los que trabajan y es cada vez más común que no se acrediten las prácticas realizadas por algunos médicos".

"La relación con las instituciones profesionales no ha sido muy buena, han intentado hacer algunos tipos de ajustas y clausulas restrictivas con los profesionales", enfatizó el presidente del distrito I del Colegio de Médicos, Jorge Mazzone, y agregó que "estamos atentos porque no queremos un ajuste en salud, que para nosotros es una inversión y parece que el gobierno lo ve como un gasto".

El resto de las entidades profesionales que mantienen convenios con IOMA manifestaron las mismas inquietudes y reclamaron un cambio de políticas para evitar  la generación de nuevas deudas de parte del estado provincial.

San Martín móvil