Conicet: el Gobierno recorta los ingresos de investigadores en un 60%

El principal organismo público de financiamiento científico recortará $200 millones del presupuesto en 2017 y restringirá la entrada de 489 investigadores. Alerta en la comunidad científica.

Ya en octubre la comunidad científica entró en alerta, la amenaza de un recorte del 32,5% en el Presupuesto 2017 para Ciencia y Tecnologia movilizó a científicos e investigadores de todo el país. Finalmente la amenaza se desactivó cuando el gobierno nacional tras masivas protestas amplió las partidas presupuestarias para el sector, pero aún con los recursos adicionales se estima que la reducción ronda los 30 puntos.

Sin embargo el oficialismo parece empecinado en una cruzada contra la comunidad científica: en estos días se conoció que para 2017 se reducirá en un  60% los investigadores ingresantes al CONICET, entidad estatal de suma importancia que financia la investigación pública en un país como Argentina donde el 75% proviene de los recursos públicos. Actualmente el organismo cuenta con 9.326 investigadores, y según las estimaciones previas al recorte presupuestario debería ampliarse a 9.930 en 2017.

La entidad cuenta con la “Carrera del Investigador”, el principal programa estatal de fomento a la formación de científicos e investigadores con dedicación exclusiva. Desde donde se les da a los becados los recursos para el desarrollo de sus tareas especificas y en un sentido más amplio se pueden direccionar y focalizar las investigaciones en función de las necesidades estructurales del país.



Se prevé para el año que viene el ingreso de 385 investigadores, alrededor de un 60% menos que los 943 que ingresaron el periodo anterior. Tras conocerse la noticia el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, salió a relativizar el recorte y afirmó que el CONICET “quizá no crece en términos porcentuales al ritmo que venía creciendo antes” pero igualmente esto no disminuye la vocación del Gobierno por apoyar a la ciencia.



Por el contrario la directora del área de Ciencias Sociales y Humanidades del CONICET, Dora Barrancos, sostuvo que “esta reducción es la consecuencia de la regresión que significa una caída presupuestaria que supera el 30 por ciento. Lo veníamos diciendo desde que conocimos el proyecto de presupuesto que elaboró el Poder Ejecutivo”.

El bajo costo comparativo de ampliar el ingreso

Lucila D´Urso, representante de la agrupación Jóvenes Científicos Precarizados, estimó que para incorporar a los 489 investigadores que quedaron fuera de la convocatoria del CONICET debería ampliarse el giro presupuestario en $200 millones.

En comparación a otras medidas económicas del gobierno dicha suma equivale a:

  • El 0,1% de los $118.000 millones de retenciones al agro que el Estado dejó de percibir tras la quita a los distintos granos.
  • El 1% de los $19.000 millones de deuda que el gobierno nacional le condonó a las empresas eléctricas en noviembre.
  • El 6% de los $3.300 millones que el Estado dejó de recaudar al quitar las retenciones a las empresas mineras.

Resulta, cuando menos, curioso que se prevea un recorte en un área sumamente sensible para el desarrollo nacional, más teniendo en cuenta que durante la campaña presidencial Mauricio Macri ponderó el estado de situación de la ciencia argentina. Sin ir más lejos en el debate televisivo que sucedió el 15 de noviembre de 2015, entre las elecciones generales de octubre y el ballotage, el entonces candidato convocaba a los científicos a plegarse a su programa mientras que destacaba del gobierno anterior la política pública en ciencia y tecnología.




También quince días antes del debate Macri había prometido duplicar la inversión en ciencia y tecnología en un posteo de la red social Facebook, plataforma que utilizó asiduamente para difundir sus propuestas.



Diarios Argentinos móvil