Crece la tensión política por la visita del papa Francisco a Chile

La ola de ataques contra iglesias católicas enrareció el clima social. Sebastián Piñera y Michelle Bachelet repudiaron los episodios. Chile es el país de América Latina que peor evalúa a Bergoglio.

Chile atraviesa días atípicos. El país trasandino se prepara para recibir al Papa Francisco en el marco de un enorme operativo de seguridad. Sin embargo, a 72 horas de su arribo, hoy se registraron ataques con bombas caseras contra cinco parroquias de la Iglesia Católica. Las agresiones incluyeron amenazas al Sumo Pontífice: “Las próximas bombas serán en tu sotana”. En un clima enrarecido, la presidenta Michelle Bachelet y el mandatario electo Sebastián Piñera repudiaron los episodios. Chile es el país de América Latina con menos católicos y el que peor evalúa al Papa Francisco.

Los carabineros y la policía civil de Chile investigaban si existe algún tipo de coordinación entre los ataques. Hasta el momento ningún grupo reivindicó las acciones violentas, pero en varios panfletos se leían reivindicaciones mapuches. “ ¡Libertad a todxs los presxs políticxs del mundo! Wallmapu (N.de.R.: territorio mapuche) libre! Autonomía y resistencia. Papa Francisco, las próximas bombas serán en tu sotana!".

El jefe del Vaticano realizará actividades en Santiago de Chile, en Iquique y en Temuco. Las autoridades de seguridad ven en esta ciudad un posible foco de tensión. Un día antes de la llegada del Papa Francisco a ese distrito, las comunidades mapuches convocaron a una Conferencia Internacional de los Pueblos Indígenas para tratar la visita de Bergoglio. Estos grupos reclaman tierras ocupadas por la Iglesia Católica.

Mientras tanto, la presidenta chilena Michelle Bachelet sembró suspicacias sobre la ola de ataques contra las parroquias. “Lo que ocurrió es muy extraño, porque no es algo que uno pueda identificar como un grupo específico”, apuntó. Y dio algunas precisiones sobre el operativo de seguridad. “Nosotros estamos apoyando en lo que sea necesario desde el punto de vista de seguridad, de apoyar con los lugares concretos, de movilizar a las avanzadas”.

Por su parte, el mandatario electo, Sebastián Piñera, repudió los ataques a las instituciones religiosas. “Condeno los actos de violencia contra Iglesias de Peñalolén, Estación Central y Recoleta esta madrugada. El odio y la intolerancia no pueden primar por sobre el respeto y el Estado de Derecho. Recibamos al Papa Francisco con alegría y en paz”, aseguró en twitter.

Chile, escéptico con el Papa y con pocos católicos

Latinobarómetro publicó en los últimos días un informe sobre la opinión de los chilenos respecto a la religión y a Bergoglio. El dato saliente es que Chile es el país que peor evalúa al Papa Francisco de toda la región: el promedio que obtiene el líder argentino es de 6,8 sobre 10 puntos, en tanto que en Chile recibe un 5,3. En la Argentina, el jefe del Vaticano obtiene 6,8 puntos.

El estudio revela además una merma en el porcentaje de ciudadanos que se reconocen como católicos. En 1995, un 74% de los encuestados trasandinos se reconocía como tal; hoy, tan solo un 45% se declara católico. La disminución es una tendencia regional: entre esas dos fechas, los habitantes que se reconocían católicos pasó del 80% al 59%.

A su vez, Latinobarómetro destaca la poca confianza que hay en Chile hacia la iglesia. En 1995, un 80% confiaba en esa institución; en 2017, solo lo hacía un 36%.

Diarios Argentinos