Crisis en Ecuador: detienen al vicepresidente por corrupción

Jorge Glas está acusado de formar parte de la red de corrupción de la empresa Odebrecht. El número dos del Gobierno y el expresidente Rafael Correa están enfrentados al actual mandatario, Lenin Moreno.

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, fue detenido anoche sospechado de ser parte de la trama de corrupción de la empresa Odebrecht en aquel país. Se entregó anoche en su residencia, luego de que la Justicia lo privara de su libertad de forma cautelar. Se agrava así una crisis que expone las divisiones del oficialismo: el número dos del Gobierno, aliado del exmandatario Rafael Correa, está enfrentado con el actual presidente, Lenin Moreno.

Glas ingresó hoy en una cárcel al norte de Quito, a la que llegó trasladado desde Guayaquil por la Policía nacional. Antes de entregarse, el vicepresidente, que se niega a renunciar, elaboró un video dirigido a sus partidarios, en el que señaló que acata "bajo protesta” la decisión de la Justicia, porque ha sido “un proceso lleno de fallas”. Le pidió a la militancia “seguir luchando por la revolución”.

La detención del vicepresidente fue dictaminada por un juez de la Corte Nacional de Justicia, luego de las pruebas presentadas por la Fiscalía General, que involucrarían a Glas en la red de ilícitos de Odebrecht en Ecuador. También su tío Ricardo Rivera fue detenido por cohecho.

“Un hombre honesto ha perdido su libertad”, consideró sobre el tema Rafael Correa. Más allá de la situación judicial, Glas y el exmandatario están enfrentados con Lenin Moreno. Ambos acusan al presidente de haber traicionado el mandato de Alianza País para imponer una agenda de gobierno favorable para los sectores más concentrados. Semanas atrás, el mandatario había despojado de todas sus atribuciones institucionales a Glas. Ahora, el vicepresidente deberá lidiar con un panorama judicial sombrío.

Diarios Argentinos