Desafuero de CFK: el anticipo de Pichetto y la postura del PJ

El jefe de senadores del Bloque Justicialista volvió a rechazar el desplazamiento de Cristina Kirchner de la Cámara. "Sigo sosteniendo que el desafuero procede ante la evidencia concreta de una sentencia firme", afirmó.

Tras el fallo del juez federal Claudio Bonadio contra Cristina Fernández de Kirchner, el jefe del Bloque Justicialista en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, ratificó su postura de negarse a aprobar el desafuero de un legislador hasta tanto no haya una sentencia firme, confirmada por la Corte Suprema de Justicia.

"Sigo sosteniendo el principio de carácter judicialista (sic) que sostuve con anterioridad, en orden a que el desafuero procede ante la evidencia concreta de una sentencia firme, como lo hizo la Corte en el caso Menem", afirmó el senador.

En diálogo con los periodistas de la Cámara Baja, el legislador consideró: "Entendemos que no corresponde el pedido de prisión preventiva porque la ex Presidenta ha estado siempre ajustada a derecho; acaba de asumir un cargo institucional en el senado y no creemos que haya presunción de fuga".

En una entrevista con el diario Perfil en octubre, luego del desafuero y detención del exministro de Planificación Julio De Vido, Pichetto había dejado en claro su postura ante un caso como este y había señalado que no veía posibilidad de que Cristina Kirchner no asumiera su banca o que lo hiciera por poco tiempo. 

"Si una persona tiene derecho a presentarse a elecciones y a ser candidato, indudablemente, porque rige el principio de inocencia, bien tiene derecho a asumir en el cargo como senador", había considerado en esa ocasión el dirigente justicialista, y había explicado que "el desafuero procede ante sentencia firme", algo que no existe en el caso de Cristina Kirchner por tratarse de una prisión preventiva.

"No veo que la voluntad popular pueda ser vulnerada por un mecanismo de desafuero en una instancia del proceso judicial, donde se está en la etapa de instrucción, en la etapa de investigación", había expresado Pichetto, hoy enemistado con la expresidenta.

"Esta es una posición que yo vengo sosteniendo y que no diría que es doctrina en el Senado, pero ha sostenido, digamos, en muchas situaciones individuales de pedido de desafuero, esta línea de definición política", había agregado.

Por su parte, la diputada por Santa Fe Alejandra Rodenas, que decidió no integrar el bloque kirchnerista que preside Agustín Rossi, también cuestionó el fallo de Bonadio y afirmó que "vuelve a tomar una decisión política —no jurídica— que vulnera gravemente el Estado de derecho". "Transformar al Poder Judicial en un resorte de la política es afectar la credibilidad de las instituciones de nuestra República", agregó.


Diarios Argentinos móvil