Diciembre turbulento: las seis bajas del Gobierno en un mes

En 20 días, el equipo del presidente Macri sufrió renuncias de grueso calibre político. Tres de ellas fueron en la última semana. ¿Los cambios en el Gabinete se traducirán en un cambio de rumbo?

"El año terminó bien", afirmó anoche Elisa Carrió en una entrevista con el canal Todo Noticias. Sin embargo, las decisiones que tomó el presidente Mauricio Macri sobre su equipo parecen contradecirla. En diciembre, la plana mayor del Gobierno nacional sufrió cinco bajas de peso.

La sangría arrancó el lunes 5, cuando tomó conocimiento público la renuncia del director del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES, Luis María Blaquier. El renunciado adujo “razones personales” para su alejamiento del fondo que maneja alrededor de US$55.000 millones, casi un 10% del PBI nacional y la caja más importante de la seguridad social.

Sin embargo, el detonante fue la denuncia que realizó el diario Perfil sobre un tratado comercial entre el FGS y un fondo de inversión de Qatar para montar una estructura offshore que contemplaba maniobras impositivas y administradores extranjeros. La denuncia por el acuerdo tuvo más trascendencia mediática que la renuncia de Blaquier.

El miércoles 14, Macri aceptó mediante los decretos 1254/16 y 1255/16 las renuncias del vicecanciller, Carlos Foradori, y la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales de Cancillería, Cristina Boldorini. La renuncia de Foradori era un hecho dado desde fines de noviembre. La mala relación con la canciller Susana Malcorra, que lo veía como un jugador que operaba únicamente en beneficio propio, terminó de sellar su desplazamiento.

La lista de caídos en gestión continuó el miércoles 21: Isela Costantini, presidenta de Aerolíneas Argentinas, presentó sorpresivamente su renuncia, luego de una desgastante pulseada con el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, por las contrapuestas visiones estratégicas para la aviación comercial, que terminó ganando el ex concesionario de Volkswagen.

El nudo político de la interna pasaba por la llegada de las operadoras aéreas low cost al mercado aéreo argentino. La gran perjudicada en la competencia por las rutas de cabotaje más rentables será Aerolíneas Argentinas, la aerolínea de bandera tiene una estructura de costos que no le permite competir, en materia de tarifas, en pie de igualdad con las nuevas operadoras. Costantini no compartía la visión de Dietrich de abrir el mercado, pero el ministro impuso su postura y la directora dio un paso al costado.

Pero la baja más resonante fue sin dudas la de Alfonso Prat-Gay. El ministro de Hacienda y Finanzas fue desplazado por el propio presidente tras un año de muy pobres resultados económicos y, según confirmó hoy el propio Prat-Gay, "diferencias muy concretas" con respecto al funcionamiento del equipo económico. El ex JP Morgan se va de la función pública con una economía en recesión, 40% de inflación anual, caída del salario real, récord de endeudamiento y un déficit fiscal en aumento. Como éxitos, el ahora ex titular del Palacio de Hacienda destaca el pago a los holdouts (negociado en persona por uno de sus sucesores, el secretario de Finanzas Luis Caputo) y el blanqueo de capitales.

La gota que rebalsó el vaso fue el fallido proyecto oficial de Ganancias, que debió ser modificado a las apuradas por presión del massismo y el kirchnerismo, y terminaron destrabando otros dos ministros: Rogelio Frigerio (Interior) y Jorge Triaca (Trabajo), que negociaron con los gobernadores y la cúpula de la CGT.

Como corolario de un diciembre plagado de renuncias, hoy trascendió que Macri decidió prescindir de los servicios del secretario de Obras Públicas, Daniel Chaín, el primer "PRO puro" en abandonar la gestión: trabajó en SOCMA y se desempeñó como ministro de Desarrollo Urbano de la Ciudad de Buenos Aires durante las dos gestiones del entonces jefe de Gobierno.

El funcionario, que se desempeñaba en la cartera que conduce Frigerio, controlaba un área clave para impulsar la reactivación económica, pero -al igual que Costantini- tenía una mala relación con el titular del área. Durante todo el año la obra pública brilló por su ausencia, por lo tanto es el que pagará el costo político.