El gobernador de Florida, sobre el huracán Irma: “Se nos está acabando el tiempo”

Rick Scott, máxima autoridad estatal, advirtió que será una tormenta “catastrófica”. Se espera que 650 mil personas evacuen la ciudad de Miami. En el Caribe ya hay, al menos, 19 muertos.

Ante la inminente llegada del huracán Irma a sus costas, el gobernador de Florida, Rick Scott, les pidió a los habitantes del sur del estado que evacuen la zona y se trasladen a zonas fuera de peligro. “Se nos está acabando el tiempo”, advirtió el político del partido republicano. Las autoridades meteorológicas rebajaron de 5 a 4 la categoría del Irma, pero aun así se esperan tormentas con consecuencias catastróficas.

"Podemos reconstruir sus casas, pero no la vida de las personas. Tenemos que ayudarnos los unos a los otros", indicó con un tono de preocupación Scott. Además, señaló: “Estamos haciendo lo posible para enfrentar las consecuencias. Es un huracán catastrófico". Y le recordó a la población de su estado que “tienen que tener agua, alimentos y las medicinas que necesiten".

En este momento ubicado en la zona de Cuba, el huracán Irma ya causó severos daños en el Caribe. Tras su paso, hay por lo menos 19 muertos, miles de evacuados y una destrucción masiva de viviendas e instalaciones. Mientras se acerca a Estados Unidos, se espera que 650 mil personas abandonen la ciudad de Miami.

El último boletín del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos rebajó el nivel del huracán de 5 a 4 en la escala Saffir-Simpson. Pero la alerta por lluvias y tormentas se mantiene y se esperan consecuencias devastadoras una vez que el fenómeno meteorológico entre en territorio norteamericano.

Desde Washington, William Long, director de la Agencia Federal de Administración de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), remarcó que la tormenta será la más intensa de la que se tenga registro en el sur de la Florida y enfatizó la recomendación de que la gente abandone sus hogares.

El lápiz verde