El Gobierno confirmó que no habrá bono de fin de año para jubilados y beneficiarios de la AUH

Tampoco tendrán un plus los empleados públicos. El Ejecutivo considera que la situación económica y política es diferente a la del año pasado. Los que sí cobrarán un extra son los trabajadores de la economía popular.

Confiado por el triunfo en las elecciones legislativas y lo que consideran buenas noticias en la economía, el Gobierno de Mauricio Macri decidió que no otorgará bono de fin de año para jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), ni tampoco para los empleados públicos. 

De esta manera, será la primera vez desde la llegada de Cambiemos al poder en la que no habrá un plus para esos sectores. "No hay caldo de cultivo para que haya problemas", consideraron desde la Casa Rosada, según señaló el diario Clarín

"Ahora estamos hablando de cómo generar empleo de calidad y no de recomponer el poder adquisitivo como en 2016", agregaron las fuentes oficiales. Este año, además, tampoco habrá bono para los 130 mil trabajadores estatales nacionales.

Así lo confirmó el propio Jorge Triaca tras una reunión que mantuvo hoy en Casa Rosada. El ministro de Trabajo aseguró que "no esta planteado" un pago extra porque "la cláusula gatillo que se pactó en las paritarias de acuerdo a la inflación no lo hace necesario".

El año pasado, apretado por una inflación alta y por la pérdida de poder adquisitivo de la mayor parte de los trabajadores, el Gobierno tuvo que acceder al pedido de la CGT y destinar 5 mil millones de pesos para los casi 4 millones de beneficiarios de la AUH y los más de 3 millones de jubilados y pensionados que cobran la mínima, sin contar el dinero destinado a todos los empleados públicos.  

Los trabajadores de la economía popular sí tendrán su bono

Quienes sí obtendrán un plus son los 400 mil trabajadores de la economía popular, muchos de ellos, beneficiarios de la AUH, quienes este año recibirán un pago de unos $2200, como un gesto del Gobierno para frenar las protestas continuadas de las organizaciones sociales por la declaración de la emergencia alimentaria. 

Ese monto, que es de alrededor de $900 millones, ya está incluido en el Presupuesto del Ministerio de Desarrollo Social que encabeza Carolina Stanley, a diferencia de lo que sería un bono para los jubilados y quienes cobran la AUH, el cual significaría un gasto extra. 

Diarios Argentinos móvil