Tras suspender su ingreso, el Gobierno pide "paciencia" a Avianca

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, se refirió a la decisión de postergar la entrada de la empresa colombiana al mercado aéreo argentino por vinculos con el grupo Macri. "Espero que no se vaya", dijo.

Tras la postergación de la entrada de Avianca al mercado aéreo argentino por vínculos con el grupo Macri, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, le pidió “paciencia” a la empresa colombiana y dijo que espera "que no se vaya". También negó que la adjudicación de 135 nuevas rutas aéreas a tres empresas afecte a Aerolíneas Argentinas.

El funcionario se refirió a los rumores sobre la posibilidad de que, ante la marcha atrás en la adjudicación de rutas, Avianca se retire del país y le inicie un juicio al Estado argentino. “No tengo información. Queremos que tengan la paciencia de esperar un tiempo porque realmente es muy grande la inversión que está haciendo Avianca en Argentina”, señaló.

En ese sentido, explicó que el Gobierno decidió postergar la entrada de Avianca para que "no quede ninguna duda" en torno a esta situación, frente a las denuncias que apuntan a los vínculos con la familia presidencial por la compra por parte de la empresa colombiana de la aerolínea del grupo Macri, MacAir.

"Espero que Avianca no se vaya, pero no hay duda de que en estos procesos en lo que todo se cuestiona, muchas veces ahuyenta la inversión", explicó Dietrich en declaraciones a radio La Red.

Además, rechazó las críticas por las posibles consecuencias negativas que traerá para Aerolíneas Argentinas la entrada de las nuevas empresas, al asegurar que "en lo más mínimo" la idea del Gobierno es perjudicar a la empresa estatal.

Al contrario de lo que argumentan los sectores sindicales, el ministro sostuvo que uno de los beneficios que traerá el plan anunciado ayer por el mandatario será que "las tarifas van a ser más baratas" debido a la "incorporación de nuevos actores", que hasta ahora son las empresas Alas del Sur, American Jet y Andes.

"El plan es muy ambicioso, con un punto de partida en el que había menos de 10 millones de viajes en el año, y ahora aspiramos a que vuelen 22 millones por año. Para eso, hay tres pilares: uno es Aerolíneas Argentinas, que va a crecer el 55 por ciento”, aseguró.