El Gobierno replicará el acuerdo de Vaca Muerta en el sector metalmecánico

Lo afirmó el ministro de Producción, Francisco Cabrera, que reveló la intención del Ejecutivo de que las empresas puedan "ajustar costos". Desde el sindicalismo denuncian flexibilización laboral.

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, anticipó que el acuerdo laboral que se alcanzó entre el Gobierno, las empresas y los sindicatos para la explotación del yacimiento de Vaca Muerta, señalado por muchos como parte de la flexibilización laboral, buscará ser replicado para el sector metalmecánico.

"Queremos hacer un acuerdo global donde ya estén claramente tranquilos inversores, trabajadores y los consumidores sobre hacia dónde va la industria", que involucrará la producción automotriz y de maquinaria agrícola, afirmó el funcionario en declaraciones a la radio Cadena 3.

Desde la localidad suiza de Davos, donde asiste al Foro Económico Mundial, el ministro anticipó que a las empresas del sector metalmecánico se les pedirá "que inviertan y que bajen sus precios y para eso tienen que ajustar sus costos".

 Según el ministro, el gobierno de Mauricio Macri "tiene que poner las condiciones para las inversiones" y del sector de trabajadores "hay que discutir y ver", aunque dijo que "no hay grandes problemas" con el gremio del sector, Smata.

Sin embargo, lo pactado para la explotación de Vaca Muerta fue cuestionado por muchos sindicalistas, quienes denuncian que el Gobierno busca con ese tipo de acuerdos instrumentar la flexibilización laboral para quitar derecho a los trabajadores y garantizar menores costos a las empresas.  

Pero Cabrera defendió el convenio alcanzado y aseguró que permitirá “que los productos argentinos sean más competitivos y que ganen el mundo” para generar “empleos de calidad y formales”. Con respecto a esto, recordó que hoy en la Argentina hay “en el sector privado “6 millones de empleos formales sobre 20 millones” totales.

Cabrera  contó que se entrevistó con 12 empresarios durante el Foro de Davos, de empresas como Mitsubishi, Coca-Cola, Facebook, PricewaterhouseCoopers International y Petronas, y destacó la inversión que hará la automotriz Nissan en Córdoba, por 700 millones de dólares.

Consultado por la pérdida de la competitividad de la economía argentina, Cabrera sostuvo: “Somos más competitivos que hace dos años cuando teníamos un tipo de cambio atrasado y las DJAI (Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación)”.

Si bien el Gobierno tiene una postura a favor de la apertura a las importaciones, denunciada por muchos sectores productivos por la incapacidad de competir contra los productos que ingresan del exterior, Cabrera aseguró que se comprometieron “con los sectores sensibles: calzado y textiles, de ser muy cuidadosos con la apertura”.

Sobre el rumbo económico del gobierno de Macri, el ministro afirmó que Argentina “está en el camino de ser un país normal” y que Cambiemos logró durante su primer año de gestión “evitar que la crisis sea profunda, con alto impacto social, y transformarla en una crisis superficial”.

Diarios Argentinos