El grupo Macri hizo negocios millonarios con parques eólicos

Sideco America, empresa de la familia presidencial, participa de un conglomerado que compró y luego vendió a cifras mayores los complejos de energía renovable. La ganancia por uno de ellos fue de US$ 15 millones.

Una de las empresas del Grupo Macri, Sideco Americana, realizó negocios millonarios gracias a la adquisición de seis parques eólicos, sin pasar por licitaciones públicas y gracias a la aprobación del Estado, que luego vendió con un jugoso margen de ganancia. 

Según informó el diario Perfil, Sideco creó, junto a un grupo de socios, cuatro empresas a nombre del contador Mariano Payaslian, mediante las cuales compraron un total de seis parques eólicos: cinco en Chubut y uno en Miramar, provincia de Buenos Aires. 

Las licitaciones de todos ellos habían sido ganados por la firma española Isolux. Ésta, inmersa en una crisis financiera, decidió comenzar un proceso de desinversión en el país y, en dos momentos, vender los parques a un conglomerado de empresas, presidido por Payaslian e integrado por Usir Argentina, Parques Eólico Miramar SA, Sideli y Sidsel.

Según señaló el propio contador a Perfil, el 10 o 12% de este grupo de esas sociedades es de Sideco Americana. Además, también estan integrada por Socma -Sociedades Macri-, otra empresa del grupo familiar, aunque en un porcentaje más pequeño.

Primero, el 19 de octubre de 2016, la española Isolux anunció un acuerdo con Sideli y Sidsel “para la venta de los desarrollos eólicos del parque Loma Blanca”, que incluye a Loma Blanca I, II, III y IV. 

El precio de la transacción alcanzó US$ 25 millones y fue aprobada por el propio Gobierno, a través de la empresa estatal Enarsa y el Banco Nación. A pesar de su supuesta "retirada" y de haber cumplido con la inversión en solo uno de los proyectos, Isolux volvió a ganar una nueva licitación, esta vez para explotar los proyectos eólicos de Loma Blanca VI y del parque de Miramar.

Pero, luego, revendió esos parques a dos empresas: Loma Blanca VI al Grupo Macro, en un valor de US$ 40 millones, y el resto a la compañía china Goldwind, aunque no se conocen los números. Por la primera transacción, la empresa de la familia Macri y sus socios obtuvieron una ganancia de alrededor de US$ 15 millones.

 Las empresas de los Macri y el nombre de sus socios no figuran en los documentos públicos de Usir, Sideli, Sidsel o Parques Eólicos Miramar SA. Además, la Comisión de Defensa de la Competencia se negó de otorgar datos sobre la sociedad porque se trata de "información confidencial".

La semana pasada, Macri interrumpió sus extensas vacaciones en Villa La Angostura para inaugurar las obras de ampliación del complejo Eólico Rawson, el más grande del país, propiedad de Genneia, operadora de 10 centrales de generación térmica (640 MW) y de los parques eólicos Rawson (I, II y III), y Loma Blanca IV (51 MW).

Diarios Argentinos móvil