El Indec reconoció que la inflación de 2017 fue "alta"

Su titular, Jorge Todesca, admitió que el 24,8% con el que cerró el año genera preocupación. Dijo que bajarla demanda "mucho esfuerzo". Cúales fueron los principales factores que determinaron esa cifra, según el funcionario.

Con una inflación que escaló a 3,1% en diciembre y cerró el 2017 con un acumulado de 24,8% —muy lejos de la meta oficial—, el titular del Indec, Jorge Todesca, reconoció que el número es "alto" y  que bajarlo requiere de "mucho tiempo y esfuerzo". 

"Estamos en un proceso de política económica que procura tener la inflación más baja posible pero con un conjunto de medidas para estabilizar la economía y el sector fiscal que tiene un costo en materia de inflación. Sería fácil bajar más la inflación con una receta de ajuste y no crecimiento, pero no es el enfoque del gobierno", aseguró el funcionario en una entrevista con radio Mitre.

A pesar que la baja de la inflación fue una de las principales promesas de campaña, e incluso algún funcionario se animó a decir que "ya no era un tema" para el Gobierno, el responsable del organismo de estadísticas afirmó que "de estos niveles de inflación, crónicos, se desciende a lo largo de mucho tiempo y con mucho esfuerzo".

En ese sentido, recordó que en el principio del gobierno de Cambiemos "hubo que resolver el tipo de cambio y en el segundo año el tema de las tarifas, que viene asociado al déficit fiscal; son factores que impulsan la inflación hacia arriba".

También habló de la incidencia que las subas de tarifas tienen en el alza de más de 5'% en el rubo "viviendas y servicios", que, además, repercute en los costos de los demás sectores. Según los datos difundidos por el Indec este jueves, diciembre de 2017 marcó la suba mensual de precios más alta desde junio de 2016, en gran medida por los aumentos de gas, luz y otros servicios. 

"Nuestra inflación combina casi todas las causas que nos enseñaron en la facultad: presión de costos, presión de expectativas inflacionarias atadas al valor del dólar, problemas de la llamada 'inflación estructural', poca competencia de mercado y también problemas de demanda", explicó Todesca.

A pesar de eso, el funcionario sostuvo que "lo más importante es que el Gobierno coincide y piensa que es un número alto" y "tiene una política a mediano plazo para combatir ese número". El 2017 marcó una inflación de 24,8%, siete puntos encima de la meta que había sido planteada por el Ejecutivo y el Banco Central. 

Diarios Argentinos