El jefe de la AFI recibió US$ 600 mil de la firma brasileña que pagó sobornos

Un operador de la constructora Odebrecht, investigada por pagar sobornos en diferentes países de la región, transfirió en 2013 esa suma a Gustavo Arribas, actual cabeza de inteligencia del gobierno de Macri.

El jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, quedó involucrado en el escándalo de corrupción brasileño Lava Jato, luego de que un operador financiero empleado la constructora Odebrecht revelara que transfirió cerca de US$ 600 mil a la cuenta del funcionario pocos días después de la reactivación del soterramiento del Sarmiento, una obra en la que la firma fue adjudicataria junto a Iecsa, perteneciente al primo de Mauricio Macri, Ángelo Calcaterra.

Según el diario La Nación, que tuvo acceso a información sobre transferencias bancarias vinculadas al caso, el cambista Leonardo Meirelles, condenado por la Justicia brasileña y luego acogido al régimen de confesión “premiada”, realizó cinco transferencias a Arribas desde una cuenta controlada por una “empresa de fachada”, con la cual realizaba el pago de coimas desde Odebrecht y otras firmas brasileñas.

Meirelles transfirió un total de US$ 594.518 a una cuenta suiza de Arribas mediante cinco giros entre el 25 y 27 de septiembre de 2013. Todos esos pagos comenzaron luego de que saliera publicado en el Boletín Oficial, el 30 de agosto de ese año, la unidad ejecutora del soterramiento del Sarmiento (a cargo de Odebrecht, Iecsa, la española Comsa y la italiana Ghella) y solo un día después de que la compañía brasileña anunciara la adjudicación de la obra.

El miércoles 25, Arribas recibió la primera transferencia de US$ 154.666 en su cuenta de la sucursal Zurich del Credit Suisse por parte de RFY Import & Export Limited, una sociedad offshore de Meirelles. Al día siguiente, otros US$ 70.500 (el único ingreso reconocido por el entorno del actual jefe de la AFi);  y el viernes 27, tres transferencias más por 120.352, 90.000 y US$159.000.

De acuerdo a lo consignado por el periodista de La Nación Hugo Alconada Mon, en la información no figura el motivo de las transferencias a la cuenta en el banco suizo, que Arribas informó en su declaración jurada presentada ante la Oficina Anticorrupción (OA). 

Cuando se produjeron esos movimientos bancarios, el actual titular de la AFI vivía en Brasil, donde se dedicaba a la compraventa de futbolistas y ya tenía una gran relación de amistad con Mauricio Macri, en ese entonces jefe de Gobierno porteño.

Desde el entorno de Arribas, admitieron sólo uno de los pagos, el que recibió 26 de septiembre de 2013 US$ 70.495, el cual atribuyeron a la venta de un inmueble en San Pablo sobre el que no aportó más datos.

El dueño de la megaconstructora brasileña, Marcelo Odebretch, recibió una condena de 20 años de prisión por haber pagado sobornos a funcionarios. Según la propia confesión de la empresa ante la Justicia de los Estados Unidos y de Brasil, pagaron casi US$ 600 millones de coimas en 12 países para adjudicarse distintos proyectos de infraestructura. 

En Argentina, la firma reconocio haber pagado alrededor de US$ 35 millones entre 2007 y 2014 a funcionarios argentinos, vinculados a operaciones como el soterramiento del Sarmiento y la venta de Transener.

Diarios Argentinos móvil