El papa Francisco advirtió sobre el "daño" que pueden causar los medios

En una entrevista, el pontífice habló sobre la responsabilidad de los medios como formadores de opinión. "Como todos somos pecadores, también los medios pueden caer en hacer daño", dijo.

En una entrevista al semanario católico belga “Tertio” realizada con motivo del fin del Jubileo de la Misericordia, el papa Francisco habló sobre la responsabilidad de los medios de comunicación como formadores de opinión. El texto completo fue difundido por la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Al ser consultado sobre los medios de comunicación, el sumo pontífice criticó cuatro actitudes con las que, según él, es “tentado” el periodismo: calumnia, difamación, desinformación y la enfermedad de la coprofilia.

“Los medios de comunicación tienen una responsabilidad muy grande. Hoy en día, en sus manos está la posibilidad y la capacidad de formar opinión. Pueden formar una buena o mala opinión”, comenzó el Papa.

Los medios de comunicación son constructores de una sociedad. Por sí mismos, son para construir. Para intercambiar. Para fraternizar, para hacer pensar, para educar”, pero también dejó en claro su postura: “En sí mismos son positivos. Por supuesto que, como todos somos pecadores, también los medios pueden caer –los que hacemos medios, yo estoy acá usando un medio de comunicación- en hacer daño”.

Siguiendo con la idea, arremetió: “Los medios de comunicación tienen sus tentaciones. Pueden ser tentados de calumnia (entonces, usados para calumniar y ensuciar a la gente), sobre todo en el mundo de la política; pueden ser usados como difamación”.

“En la calumnia se dice  una mentira de una persona. En la difamación se saca una carpeta –como decimos en Argentina, se hace un carpetazo-, y te sacan algo que es verdad pero que ya pasó”, criticó y agregó: “Y quizás ya pagó con la cárcel, o con la multa, o con lo que sea, ese delito. No hay derecho a eso. Eso es pecado y hace mal".

Sobre la tercera “tentación” aseguró: “Y una cosa que puede hacer mucho daño en los medios de comunicación es la desinformación. Es decir, frente a cualquier situación decir una parte de la verdad y no la otra. ¡No! Eso es desinformar”.

Sobre la polarización de algunos medios que eligen mostrar solo una parte de lo que pasa, insistió: “Porque vos, al televidente, le das la mitad de la verdad. Y por tanto no puede hacer un juicio serio sobre la verdad completa. La desinformación es probablemente el daño más grande que puede hacer un medio. Porque orienta la opinión en una dirección, quitando la otra parte de la verdad. Y después, los medios yo creo que tienen que ser muy limpios, muy limpios y muy transparentes”.

Para cerrar con la pregunta explicó el cuarto problema de los medios y pidió “ no caer –sin ofender, por favor- en la enfermedad de la coprofilia: que es buscar siempre comunicar el escándalo, comunicar las cosas feas, aunque sean verdad”, y continuó: “Y como la gente tiene la tendencia a la coprofagia, se puede hacer mucho daño. Así que yo diría esas cuatro tentaciones”.

Sin embargo, finalizó dejando entrever un atisbo de esperanza en el oficio: “Pero son constructores de opinión y pueden edificar, y hacer un bien inmenso, inmenso”.





El Lapiz Verde móvil info general