En Tierra del Fuego, la UOM acordó congelar paritarias hasta 2020

Esto se dio en el marco del acuerdo sectorial que firmó la Nación, el Gobierno provincial, empresarios y sindicatos con el objetivo de “mejorar la productividad y la competitividad de la industria”.

El Gobierno nacional, junto con la provincia de Tierra del Fuego, la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE) y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), firmaron ayer un acuerdo sectorial con el objetivo de “mejorar la productividad y la competitividad de la industria y reducir los precios de la tecnología para los consumidores”. Sin embargo, el punto más polémico del acuerdo consiste en un congelamiento salarial hasta 2020.

En el marco de este acuerdo, al que desde el Gobierno central calificaron como “histórico”, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) acordó congelar paritarias por dos años en los empleos del sector en Tierra del Fuego, con la promesa de que tampoco haya despidos y suspensiones

La paritaria actual rige hasta junio de 2018, por lo cual el "congelamiento" estará previsto desde ese mes hasta junio de 2020.


El Gobierno nacional se comprometió a enviar al Congreso un proyecto de ley para reducir de manera gradual las alícuotas del impuesto interno para productos electrónicos que se produzcan dentro y fuera de Tierra del Fuego. El proyecto prevé que el actual impuesto interno de 6,5 por ciento para los productos confeccionados en la isla deje de existir en 2018; mientras que en el caso de productos que no sean fabricados en la provincia, este tributo se reducirá de manera gradual, del 17 por ciento actual al 2 por ciento en 2023.

Además, el Ejecutivo nacional se comprometió a efectuar una serie de medidas para mejorar la “productividad y la competitividad” de la industria fueguina, como adecuar los procesos productivos previstos en el régimen para bajar los costos de producción, trabajar en un plan de mejora para la baja de los costos aduaneros y de transporte marítimo, implementar la Ventanilla Única de Comercio Exterior, mejorar la seguridad de las rutas y profundizar los esfuerzos para eliminar el contrabando.

"Buscamos caminos graduales para resolver problemas estructurales, este acuerdo era impensado hace unos años", afirmó el ministro de Producción nacional, Francisco Cabrera, al tiempo que remarcó: "El acuerdo busca reducir el precio de la tecnología, que afecta transversalmente la competitividad de toda la economía, preservando los puestos de trabajo del sector y, al mismo tiempo, diversificar el perfil productivo de la provincia".

"Han sido días de mucho trabajo para lograr un objetivo que para nosotros es fundamental: mejorar la accesibilidad a los productos tecnológicos que se fabrican en Tierra del Fuego y, al mismo tiempo, preservar las fuentes de trabajo", sostuvo la mandataria fueguina, Rosana Bertone, quien agregó: “Desde que asumimos, nos dimos a la tarea de mejorar nuestra industria, disminuir los costos resultado de burocracias innecesarias, trabajar en conjunto con el Gobierno nacional para agilizar trámites aduaneros y mejorar la logística de transporte”.

El Gobierno de Tierra del Fuego, por su parte, aseguró que reducirá la Tasa de Verificación de Procesos Productivos (TVPP) y los costos portuarios; mientras que las empresas firmantes se comprometieron a renunciar a promover acciones judiciales o extrajudiciales por las modificaciones tributarias previstas en el acuerdo, así como también a mantener negociaciones con los sindicatos a efectos de mejorar la productividad y la competitividad.  

El lápiz verde