Encuesta: fuerte rechazo a las reformas del Gobierno en el Conurbano

Según un estudio de Analogías, el 48,4% de los vecinos no cree que los cambios traerán mayores inversiones y casi un 50% considera que los mayores beneficiarios son los empresarios.

El gobierno de Mauricio Macri presentó la semana pasada un paquete de reformas, que busca aprobar sí o sí antes de fin de año. Pero, ¿qué piensan los ciudadanos sobre estos cambios que propone el oficialismo en el sistema laboral y previsional?

Una encuesta de la consultora Analogías, realizada sobre 2120 casos en 28 municipios que integran el área metropolitana de Buenos Aires, reveló que la mayoría de los vecinos del conurbano rechaza las medidas que impulsa el Ejecutivo. 

Al consultarles si esperan que estas reformas produzcan un aumento en la inversión privada, el principal argumento que proclama Macri y su gabinete, solo el 36,8% cree que sucederá eso, mientras que un 48,4% desestima esa posibilidad.

Además, el estudio muestra que casi el 50% considera que los principales beneficiarios de estas reformas son los grandes empresarios. Esa cifra aumenta entre los jóvenes y adultos de hasta 44 años, así como en el segmento de mayor nivel de estudios.

Al hablar de las expectativas sobre el proceso económico que lleva adelante Macri, los ciudadanos se muestran divididos, aunque predominan levemente los pronósticos negativos: un 41,6% prevé que la inflación será mayor el próximo y un 43,5% que el desempleo también se acelerará. 

Esas perspectivas dependen muy marcadamente de la imagen que se tenga del presidente. En el caso de la inflación, por ejemplo, entre quienes consideran que su gestión es “muy buena”, solo el 1,7% esperan que esta se acelere el año próximo, mientras que entre quienes la consideran "muy mala", la cifra sube al 76,3%.

Reforma laboral

Con respecto a las modificaciones del régimen laboral que aparecen en el borrador que difundió el Gobierno, el 54% de los entrevistados consideran que estos cambios van a afectarlo en su trabajo, con una cifra que trepa al 63% entre los más jóvenes.

En el caso de las horas extras, casi el 70% está en desacuerdo con que se modifique eventualmente la forma de computarlas; mientras que en el caso de las indemnizaciones, el 65,3% creen que deben ser pagadas por el empleador, en lugar de constituir un fondo de seguro abonado por los propios trabajadores como pretende el Ejecutivo.  Esa opinión negativa es unánime en todos los segmentos etarios, educativos y en ambos sexos.

El alto rechazo a la reforma propuesta parte también de un contexto adverso, relacionado a la percepción de la situación laboral personal: un 41,5% cree que esta empeoró durante el último año, contra solo un 19,9% que afirma haber mejorado.

Reforma previsional

Sobre esta iniciativa, Un 45,7% de los entrevistados opinó que la actualización de las jubilaciones debe continuar con los criterios fijados por la Ley de Movilidad Previsional vigente, contra un 26,8% que cree que deben ajustarse por inflación exclusivamente.

En este tema, un 52,8% de los votantes de Cambiemos acepta que las jubilaciones se actualicen solo por inflación, contra apenas un 7,3% que lo hace en el caso de los votantes de Unidad Ciudadana.

El rol de la CGT respecto de las reformas

El 54% de los vecinos del GBA desconfían sobre la posibilidad de que la CGT defienda efectivamente a los trabajadores y jubilados en caso que la reforma los perjudique. Esa falta de fe se observa tanto por los votantes de Cristina Fernández de Kichner como del oficialista Esteban Bullrich, ya que solo el 22,4% y el 28,3%, respectivamente, cree que los sindicalistas defenderán a los trabajadores.

En cambio, la aceptación a la central obrera es mayor entre los votantes de Sergio Massa y de Florencio Randazzo, donde un 45,7% y un 41,5% esperan ser defendidos por el triunvirato y los dirigentes de la central obrera.

Diarios Argentinos móvil