Estados Unidos asocia al futbolista mexicano Rafa Márquez con el narcotráfico

El Departamento del Tesoro identificó al jugador como parte de una estructura de lavado de dinero del narcotraficante Raúl Flores Hernández. Todos sus bienes en tierra norteamericana quedan congelados.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos vinculó este miércoles al futbolista mexicano Rafael Márquez a una estructura de lavado de dinero del narcotráfico. En particular, señaló que el capitán de la selección nacional es presta nombre del narcotraficante Raúl Flores Hernández, a quien se asocia al Cartel de Sinaloa y el Cartel Jalisco Nueva Generación.

La Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) señaló que Márquez, el mexicano con más títulos internacionales y emblema de su país, ejerció de presta nombre de Flores Hernández a través de nueve empresas y cuatro propiedades (dos en Jalisco, una en Guanajuato y otra en Ciudad de México) que habrían servido para lavar dinero del narcotráfico.

Por el momento, la inclusión de Rafa Márquez en esta lista —que comparte con otras veinte personas— no implica una sanción penal, pero sí supone la cancelación de su visa, el congelamiento de sus cuentas y propiedades en Estados Unidos y la prohibición para cualquier empresa norteamericana de hacer negocios y transacciones tanto con el futbolista como con los otros sujetos y organizaciones bajo observación del Departamento del Tesoro.

La OFAC sostiene que Márquez conoce desde hace veinte años a Flores Hernández y que habría sido partícipe de su trama de lavado de dinero proveniente de la venta de narcóticos a través de dos colaboradores, Mauricio Heredia Horner y Marco Antonio González.

El lápiz verde