Expresidente catalán advierte que la región no está preparada para “la independencia real”

Se trata de Artur Mas, que ha sido uno de los principales promotores del proceso de autodeterminación. El Gobierno de España aprobó una ley que facilita la salida de las empresas de Cataluña.

Artur Mas, expresidente de la Generalitat de Cataluña, advirtió en una entrevista concedida al Financial Times que su región no está lista para la “independencia real”. Sus palabras tienen peso porque Mas ha sido uno de los principales promotores del proceso de autodeterminación. Mientras tanto, el Gobierno español aprobó un decreto que facilita la salida masiva de las empresas de Cataluña.

El extitular de la comunidad autónoma que pugna por la secesión señaló que “Cataluña se ha ganado el derecho a convertirse en un Estado independiente”, pero reconoce que la estrategia de declarar unilateralmente la ruptura con España puede traer costos excesivos. “Para ser independiente”, suscribe Mas, antecesor del actual presidente Carles Puigdemont, “hay algunas cosas que nosotros aún no tenemos”.

Según le consignó al periódico británico, entre esas cuestiones figurarían el control del territorio, la recaudación de impuestos o el sistema de justicia propio. “No se trata solo de proclamar la independencia, sino de convertirse en un país independiente”, explicó, con tono de cautela, el exmandamás regional. El sentido de sus palabras coincide con las de Santi Vila, Consejero de Empresa de la Generalitat, que ayer pidió no clausurar la vía del diálogo con Madrid.

Esta apuesta por desensillar el conflicto independentista llega el mismo día en que el Gobierno español aprobó un decreto ley por el cual facilita el cambio de su sede social a las empresas radicadas en Cataluña. "Esto es solo una norma para facilitar el proceso. La decisión está en las empresas", sostuvo el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Un gigante como Banco Sabadell ya anunció su traslado a Alicante. Y CaixaBank, otro coloso del sector, podría seguir sus pasos. Gas Natural Fenosa, líder en el rubro energético, se muda a Madrid. Este éxodo de capitales financieros ejerce una fuerte presión sobre el reclamo independentista y puede empezar a pesar en los partidarios de la ruptura con España.

El lápiz verde