Fue a la casa, la mató y se suicidó

Ocurrió en la localidad bonaerense de General Arenales. La víctima tenía 19 años y había denunciado a su agresor, de 38, por violencia de género.

Un femicidio seguido de suicidio tuvo lugar ayer en la localidad bonaerense de General Arenales. Una joven de 19 años fue asesinada de un escopetazo por su exnovio, que se suicidó cuando llegó la Policía.

Fuentes judiciales informaron a Télam que la víctima ya había denunciado al hombre por violencia de género.


El hecho ocurrió a las 0.30 de ayer, en una vivienda situada a las afueras de la localidad, en Urquiza entre Ayacucho y 25 de Mayo. Según publicó el sitio Democracia, el femicida —un exbombero local identificado como Mauro Garrido— fue a la casa de su exnovia —identificada como Brisa Álvarez— para hablar. En la vivienda estaba la hermana de la víctima, que fue quien dio aviso a la Policía.

Según las fuentes, Garrido y la joven comenzaron a discutir  en el patio trasero del inmueble hasta que en un momento el hombre la apuntó con una escopeta calibre 12/70.

Al escuchar la fuerte discusión, la hermana de Brisa llamó al 911 pero, en ese momento, el exbombero efectuó un disparo que impactó en la cabeza de la chica, que murió en el acto. Cuando llegó el patrullero, Garrido se disparó con la misma escopeta y falleció a los pocos minutos.  Los efectivos oyeron los disparos e ingresaron pero ya estaban muertos.

Según cuenta el periódico local, Mauro Garrido se dedicaba a la instalación de aires acondicionados y a la reparación de electrodomésticos, practicaba tiro y tenía tres hijos, que viven con la madre en otra localidad. Brisa trabajaba como niñera. Desde el cuartel de Bomberos Voluntarios informaron que el hombre había sido desvinculado de la institución debido a hechos de violencia.

La causa fue caratulada "homicidio seguido de suicidio" por el fiscal Javier Ochoaizpuro, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial Junín.

La Matanza