Fuerte impacto negativo de la reforma previsional en la evaluación del Gobierno

Según una encuesta de Synopsis, la aprobación de la gestión de Macri se desplomó 13 puntos entre noviembre y enero, producto de los conflictos derivados de ese proyecto. Además, creció la preocupación por el rumbo económico, en especial con respecto a la inflación y el desempleo, incluso entre votantes de Cambiemos.

Una encuesta de la consultora Synopsis muestra que la evaluación de gestión del presidente Mauricio Macri cayó 13 puntos en enero tras la Reforma Previsional y la marcha de la economía.

Tras tocar su punto más alto de aprobación (51%) en noviembre, gracias a la victoria electoral, se derrumbó al 38% en solo dos meses. En la primera medición del 2018 la desaprobación (41%) de la gestión supera a la aprobación.



El fuerte descenso en la aprobación es explicado por dos grandes nudos de conflicto: el debate, los incidentes y la posterior aprobación de la impopular Reforma Previsional; y el recrudecimiento de la percepción de la economía como el principal problema de la Argentina.

En este sentido hoy la inflación (27%) y el desempleo (20,3%) preocupan a casi a la mitad de los argentinos. Esto ocurre tras conocerse que la inflación de diciembre superó los tres puntos y fue la marca más alta de un año que cerró en casi 25% de suba de precios.

También es clave en el malestar las malas expectativas económicas a futuro. Parece haberse terminado el recurso discursivo de la “esperanza a futuro” que tanto le redituó a la comunicación del Gobierno: en enero el 42,6% cree que la situación económica a un año será peor que la actual. El 29,7% que cree que será mejor es el punto más bajo de los últimos 22 meses.



Las expectativas económicas personales a futuro también muestran un desmejoramiento: entre noviembre y enero caen 10 puntos las opiniones optimistas (23,4%) y son superadas por las pesimistas (35,6%). Crecen casi ocho puntos los que creen que dentro de un año su situación personal se mantendrá igual.

Por otro lado un 36% opina que el rumbo económico del gobierno no es el correcto, inclusive un 20% del núcleo de votantes de Cambiemos lo ve de esta manera. Un 41% de los argentinos opina que el problema de la inflación empeoró con la gestión de Macri, y nuevamente uno de cada cuatro votantes de Cambiemos opina de esta manera.

En este sentido más del 55% hoy tiene menos confianza en el gobierno que al comienzo de su gestión para resolver el problema de la inflación, se confirma la tendencia ya que cuatro de cada diez votantes de Cambiemos muestran la misma opinión negativa.



El dato anterior se complementa con el fuerte rechazo que generó – y genera - la Reforma Previsional: el 62,8% cree que los cambios impulsados por el Gobierno en las jubilaciones son negativos. El 92% de los votantes a otras fuerzas políticas opinan de la misma manera, y dentro de la propia base electoral del oficialismo el 44% ve con malos ojos los cambios.

Esto muestra que tras los eventos de los últimos meses existe una cierta ruptura del oficialismo con su propia base electoral como consecuencia de la percepción de un mal rumbo económico. La inflación, los despidos, y las reformas parecen haber evaporado rápidamente el capital político que obtuvo Cambiemos con la victoria electoral de octubre pasado.

Diarios Argentinos móvil