Investigan la muerte de un bombero que intentó rescatar a peones de un pozo de agua

Ocurrió en una estancia de Comodoro Rivadavia. Federico Fiscina prestaba funciones hacía 10 años en el destacamento del barrio General Mosconi. El operativo se suspendió y los peones continúan desparecidos.

Un bombero murió ayer cuando intentaba rescatar a dos peones, padre e hijo, que habían bajado a un pozo en busca de agua para riego en la estancia “El Estruendo”, ubicada 75 kilómetros al oeste de Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut. El operativo está suspendido y los peones continúan desaparecidos.

Federico Fiscina, de 38 años, trabajaba en la brigada de bomberos de la empresa Pan American Energy (PAE). Llegó al lugar junto a un equipo de rescatistas respondiendo a un pedido de auxilio. Sin embargo, perdió la vida durante la primera etapa del operativo, luego de practicar un descenso al lugar donde se encontraban los hombres.

Fuentes de la investigación informaron a La Nación que, tras la sospecha de la presencia de algún gas toxico en el pozo, se suspendió la búsqueda y comenzaron los peritajes para conocer el motivo del fallecimiento del bombero.

Según publicó el matutino, el peón de 42 años— identificado como Antonio Gauto— descendió a un pozo de agua para adquirir líquido para riego —una tarea habitual dentro del establecimiento rural— pero al escuchar un estruendo y ver que no regresaba, su padre, de 68, Eusebio Gauto, bajó para buscarlo. Ninguno de los dos volvió a la superficie. 

"Un peón de estancia ingresó al pozo porque había un inconveniente con la bomba. Se quedaron arriba el padre y otro hombre. Se hablaba de que habrían escuchado un ruido, una explosión, y, posteriormente, escucharon que algo cayó al agua. El padre inmediatamente bajó al pozo. El otro hombre quedó arriba, también escuchó la caída de algo al agua y salió a buscar ayuda y encontró una patrulla. Le avisaron a la base y al lugar concurrió una dotación de Bomberos e ingresó al pozo uno de los bomberos con un equipo de oxigeno", precisó el segundo jefe de la Unidad Regional, César Brandt.

Cuando Fiscina descendió, "perdió comunicación con la gente que estaba arriba y luego de un rato se lo logró sacar pero ya se encontraba sin vida", relató Brandt. Tras esto, el operativo se suspendió. El bombero tenía un equipo autónomo de oxigeno, por lo que, según explicó el segundo jefe de la Unidad Regional, se pidió una autopsia para determinar las causales de muerte.

El diario El Patagónico precisó que esta mañana se inició un nuevo operativo para dar con los cuerpos de los dos hombres. Personal policial, Bomberos Voluntarios, Prefectura, el Ministerio Público Fiscal y la empresa Pan American Energy (PAE) comenzaron este mediodía con las tareas de rescate. 

La empresa en la que trabajaba Fiscina publicó un comunicado en el que explica el accionar de la empresa ante el pedido de auxilio recibido que terminó con la muerte del bombero: "En horas del mediodía del día miércoles, desde la estancia de propiedad privada 'El Estruendo', se solicitó auxilio a Pan American Energy informando que dos personas habían caído en un pozo de agua de uso interno, perteneciente al establecimiento.

PAE activó el procedimiento de emergencia, dio aviso a las autoridades competentes y se hizo presente en el lugar a través de su Brigada de Bomberos. En el intento de rescatar a las personas involucradas en el hecho —bajo circunstancias que aún están siendo investigadas—, se produjo el lamentable fallecimiento de Federico Fiscina”.

El Lapiz Verde móvil info general