La desigualdad de ingresos de los Estados Unidos, en un gráfico

La distribución dispar de los recursos en la superpotencia mundial es un fenómeno propio de las últimas dos décadas. Así lo demuestra un cuadro publicado en The New York Times.

Una de las características de la sociedad estadounidense es el alto nivel de desigualdad del ingreso, comparado con otros países de similar desarrollo. Pero el hecho de que los ricos sean cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres —una tendencia que se replica en otras partes del mundo— no ha sido siempre así. Un gráfico realizado por el economista Thomas Piketty y otros investigadores, y publicado por el periódico The New York Times, exhibe con claridad cómo este fenómeno se ha profundizado en las últimas décadas.

El gráfico en cuestión muestra el cambio en el crecimiento del ingreso (eje vertical) según cada percentil de ingreso (eje horizontal), a lo largo de los 34 años anteriores. Así, la línea gris presenta a qué ritmo creció el ingreso por nivel de percentil desde 1946 a 1980, mientras que la línea roja muestra el mismo proceso, pero desde 1980 hasta 2014.

El resultado es inequívoco: la disparidad de ingresos a lo largo de la pirámide social se aceleró en las últimas dos décadas. Si en el período de posguerra el ingreso del percentil de hogares más pobres de los Estados Unidos creció un promedio de 3,5% (el punto más a la izquierda de la línea gris), el del percentil más rico aumentó a menor ritmo, a 1,5% (el punto más a la derecha de la misma línea).

La línea roja expone cómo la desigualdad se ha extendido en la superpotencia mundial en los últimos 20 años. Mientras que los ingresos de los hogares más pobres tuvieron un crecimiento nulo entre 1980 y 2014, lo percibido por el 1% más rico registró el aumento más pronunciado de todo el ciclo: 6%. En definitiva, que los frutos del actual crecimiento económico en los Estados Unidos no se sientan en los hogares más vulnerables no es un resultado inevitable: es el resultado de una matriz desigual de distribución de los ingresos.

Diarios Argentinos