La diputada apartada por maltrato familiar intentó jurar

Joanna Picetti, candidata del oficialismo por la ciudad de Buenos Aires, asistió al Congreso con un escribano, a pesar de haber sido excluida por "inhabilidad moral". Fue echada por personal de seguridad.

Joanna Picetti, la candidata apartada de la lista oficialista en la Ciudad de Buenos Aires por acusaciones de maltrato familiar, fue hoy al Congreso con un escribano para intentar jurar como diputada nacional, pero, lejos de lograrlo, fue echada del edificio.   

Picetti se dirigió al Palacio Legislativo con la intención de realizar el juramento y asumir su banca, al igual que lo hicieron esta mañana los 126 diputados electos en las elecciones del 22 de octubre, a la que había accedido como octava candidata de la lista de Vamos Juntos encabezada por Elisa Carrió.   

Sin embargo, el personal de seguridad impidió su ingreso a la Cámara Baja y se vio obligada a retirarse del lugar. Picetti fue excluida por la Justicia de la lista oficialista por "inhabilidad moral", luego de que su exmarido, David Bibulich, la acusara de maltratos contra sus tres hijos que comparten. 

La decisión de apartarla fue de la propia Carrió, quien realizó una presentación ante la jueza federal María Servini de Cubría. "Ante una situación imprevisible que podría ocasionar perjuicios irreparables a la alianza electoral que postula esta lista, resulta atendible lo resuelto en el seno de la agrupación", resolvió la magistrada. 

Frente a esto, la candidata apeló el fallo y el caso quedó en manos de la Cámara Nacional Electoral, que hasta el momento no se expidió. Si los camaristas se pronuncian a su favor, Picetti podría asumir su banca y Cambiemos solo podría impedirlo a través de una votación, en la cual necesitaría el apoyo de dos tercios de la Cámara.

Diarios Argentinos móvil