La evaluación del gobierno de Macri sigue en picada

Una encuesta realizada por Aresco – Julio Aurelio señala que en febrero la evaluación de gestión de Macri cayó 9 puntos. Más de la mitad de los encuestados tiene una mala imagen del presidente.

Preocupación en el Gobierno. La última encuesta realizada por Julio Aurelio mostró en febrero un desplome en la imagen de gestión de Mauricio Macri, en el segundo mes del año subió 9 puntos la evaluación negativa respecto de enero y se posicionó en 57,4%. 

Las opiniones positivas sobre la gestión de Macri cayeron del 45,7% en enero a un 39,4% en febrero, lo que le deja una preocupante evaluación neta negativa de -18 puntos. Repercutieron fuerte sobre la imagen general de gestión los casos del Correo Argentino, el descuento a los aumentos jubilatorios y el retroceso con el caso Avianca.

Prueba de esta hipótesis es que el 74% de la población cree que el Gobierno comete errores en muchos casos.

A los casos más relevantes de conflictos de interés se le suma el peso de la evaluación negativa respecto de la economía. Tres de cada cuatro argentinos cree que la situación económica es negativa, solo un 21% cree que es positiva.

Por el momento no parece tener buena acogida el discurso oficial que promete una siempre tardía bonanza económica: el 56% tiene malas expectativas a futuro respecto de la economía. La situación personal muestra que el 47% de los argentinos está económicamente peor desde que asumió Mauricio Macri.

Tampoco hace mella en la población el slogan de transparencia que comunica el Gobierno, el 63% cree que el nivel de corrupción de la gestión Macri es alto o muy alto, casi 40 puntos por sobre el 27% que lo percibe bajo o muy bajo.

Los problemas económicos desplazaron a la corrupción, la inseguridad y la educación como los principales problemas percibidos por los argentinos. Aumento de tarifas e inflación aparecen como los más acuciante con el 26,6% y junto con problemas de empleo y pobreza suman el 47%. A pesar de la situación el oficialismo todavía cuenta con una ventaja sustancial para su comunicación política ya que casi el 40% de la población cree que el principal responsable de los problemas actuales es el anterior gobierno.

Respecto de la imagen personal de dirigentes María Eugenia Vidal sigue manteniendo una alta aprobación, el 53% tiene una buena opinión de la gobernadora y el 31% una mala opinión. Por otro lado la evaluación de gestión de Vidal en la provincia bajó sensiblemente pero aún se mantiene en una franja positiva de opiniones: la mitad ve con buenos ojos la gestión y un 46% la evalúa de forma negativa. La imagen neta es positiva de 22 puntos.

El caso de Mauricio Macri es bastante más severo para el Gobierno: la imagen positiva del primer mandatario bajó bruscamente al 43% mientras la negativa subió al 52,3%, lo que le deja una imagen neta negativa de -9,4%.

Diarios Argentinos móvil