"La gente nos ayuda a llevar bien alto la bandera de Emilia"

A poco de cumplirse quince meses de la muerte de Yésica Emilia Uscamayta Curí en una fiesta clandestina en La Plata, su hermano Cristian habló con El País Digital sobre la causa judicial en la que no hay detenidos y están implicados funcionarios del Municipio.

Yésica Emilia Uscamayta Curí, una joven de 26 años estudiante de periodismo, falleció el 1 de enero de 2016 ahogada en un pileta durante una fiesta clandestina de Año Nuevo en la casa quinta "San Cayetano", situada en 520 entre 159 y 160, partido de La Plata.  La autopsia indicó que murió por “inmersión en el agua”. 

Testigo de aquella noche, cuentan que Emilia no fue asistida por quienes habían realizado el evento, sino que poco después de haber sido sacada de la pileta fue arrojada a la vereda de la propiedad, lugar en donde la encontraron efectivos policiales.

A casi un año y tres meses, en la causa que está a cargo del titular de la UFI Nº 11, el fiscal Alvaro Garganta, hay cinco imputados: los cuatro empresarios organizadores de la fiesta por "homicidio culposo"; el dueño de la casaquinta, Carlos Bellone; el hombre cercano al PRO, Raúl “El Peque” García, el propietario del boliche platense 737, Santiago Piedrabuena, el relacionista público Gastón Haramboure y el ex comisario Daniel Piqué, quien fue considerado “autor penalmente responsable” del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público. 

Sólo está detenido Gastón Haramboure y por otra muerte: fue condenado a diez años de prisión por el asesinato del joven Juan Andrés Maldonado en un boliche de Berisso en 2009. Aquella noche debía estar cumpliendo su pena pero sin embargo fue uno de los realizadores del trágico evento y estuvo presente en el lugar.

"La vida me cambió después de que murió Emilia, a lo primero no podía ni nombrarla sin ponerme a llorar. Con el tiempo me fui haciendo fuerte, sin dudas el apoyo de nuestra gente cercana, familiares, amigos, la Facultad de Periodismo y la comunidad entera tiene que ver con eso", relata Cristian, su hermano, en diálogo con El País Digital.



Al ser consultado sobre el apoyo del municipio platense, detalla: "Sólo recibí un llamado del intendente Garro poco después de que pasó todo, me dijo que se ponía a disposición para terminar 'con estas bandas mafiosas', esa fue una frase que me quedó grabada".

"Sin embargo nunca más tuvimos noticias. Al día de hoy fueron a declarar sólo porque se los exigió la justicia y todavía no presentaron un informe que detalle como actuaron los inspectores de control urbano aquella noche", continuó.

Los funcionarios de la Municipalidad de La Plata llamados a declarar por Garganta fueron tres: Roberto Di Grazia, titular del aquel entonces Control Urbano, Daniel Piqué, a cargo de la Secretaría de Seguridad de La Plata, y Martínez Pass, comisario de la Policía Local. 

Mientras Roberto Di Grazia no se presentó a declarar y sólo envió un escrito mediante su abogada, Daniel Piqué culpó a Di Grazia a quien la adujo la responsabilidad de suspender la fiesta. En tanto, Sebastián Martínez Pass ya se presentó dos veces a la Fiscalía pero se negó a dar testimonio.

"A pesar de que a mi hermana la encontraron a las 9 de la mañana tirada en la vereda, al fiscal le dieron aviso recién a las 12:30 del mediodía. En ese tiempo los organizadores de la fiesta desmontaron todo, se llevaron los equipos de música, y nunca tuvieron la intención de asistir a Emilia", señala el joven.

Y añade: "Quiero hacer hincapié especialmente en la demora en el accionar de la justicia, uno ve que en otros casos como en Timewars rápidamente se logra actuar, o con lo que pasó en el recital del Indio que el ministro Ritondo se apersonó en el lugar y dio una conferencia. Nosotros pedimos un informe al Gobierno de la provincia de Buenos Aires sobre el desempeño de la bonaerense y no hemos tenido respuesta".

Por último, Cristian dejó un mensaje a todas las personas que lo acompañan en la búsqueda de justicia: "Siempre hacemos cosas para visibilizar la causa. No hay más que palabras de agradecimiento para la gente que nos ayuda, son los que nos dan fuerzas a mí y a mi familia para levantar la bandera de Emilia bien alto contra el entramado de corrupción y poder". 



El Lapiz Verde móvil info general