La inversión extranjera directa en América Latina cayó un 7,9% en 2016

El dato surge de un informe de la CEPAL. Argentina, el país donde se registró el mayor desplome. Para 2017, el organismo prevé para la región una caída de la inversión foránea del 5%.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) informó este jueves que la Inversión Extranjera Directa (IED) en la región se contrajo un 7,9% durante 2016, en comparación con el año anterior. Desde el récord histórico de 2011, la IED cayó un 17%. Y las perspectivas a futuro no son buenas para el subcontinente: según el organismo, la disminución en 2017 de este rubro será del 5%. Argentina, el país donde se registró el mayor desplome.

Mauricio Macri prometió hacer a la Argentina “volver al mundo”, pero soslayó que ese mundo se encuentra cada vez más cerrado e incierto. América Latina sufre este proceso global de manera particular. Según el último informe de la CEPAL, la región recibió en 2016 la décima parte de la IED mundial, cuatro puntos menos que en el período 2011-2014. En términos absolutos, el año pasado la IED se ubicó en 167.043 millones de dólares.

"Estos resultados se explican por los bajos precios de las materias primas y su impacto en las inversiones dirigidas al sector de recursos naturales, por el lento crecimiento de la actividad económica en varias economías y por el escenario global de sofisticación tecnológica", indicó CEPAL en su publicación.

De todos modos, la región presenta resultados asimétricos. A pesar de la inestabilidad política y la crisis económica, el ingreso de flujos de inversión extranjera se incrementó un 6% durante 2016. En el extremo opuesto, Argentina fue el país en el que más descendió la IED el año pasado: se desplomó un 64% en comparación con el 2015, caída auspiciada, según CEPAL, por la recesión económica y la liberalización de las regulaciones, que permitió una salida masiva de capitales. En Chile, la disminución fue del 40% y en México, de un 7,9%, mientras que en Colombia, la IED repuntó un 16%.

El lápiz verde