La suspensión de Venezuela del Mercosur divide al Gobierno uruguayo

Diversos sectores del Frente Amplio, entre ellos, el de José “Pepe”Mujica, respaldan a Nicolás Maduro y critican la decisión del presidente, Tabaré Vázquez, de sancionar al país bolivariano.

La decisión del presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, de acompañar al resto de los socios del Mercosur en la suspensión de Venezuela del bloque regional suscitó fuertes críticas en la dirigencia del Frente Amplio (FA), que, en su mayoría, apoya a Nicolás Maduro. El sector que responde al exmandatario José “Pepe” Mujica emitió un duro comunicado, en tanto que la oposición defendió la postura del oficialismo.

"Llamamos a aunar los esfuerzos de las organizaciones sociales y políticas, para que la hermana República Bolivariana de Venezuela no quede sola, brindando la solidaridad permanente a un pueblo y a un Gobierno que tanto ha dado por la integración y la construcción de la Patria Grande", afirma el comunicado lanzado por el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T), referenciado en Mujica. “No entendemos ni compartimos la decisión de nuestro Gobierno”, acota.

“Compromiso Frenteamplista-Lista 711”, línea interna del FA que responde al vicepresidente Raúl Sendic, también cuestionó la suspensión de Venezuela del Mercosur. El Partido Comunista de Uruguay (PCU), fuerza integrante de la coalición oficialista, manifestó su “más absoluto rechazo” a la medida adoptada por el presidente.

Tabaré Vázquez quedó, de este modo, muy aislado dentro de su fuerza de gobierno. Solo los grupos más moderados del FA, minoritarios entre la dirigencia y la militancia, respaldaron la sanción al país caribeño. El ministro de Economía, Danilo Astori, consideró que el apartamiento de Venezuela del bloque regional era “una medida que ya resultaba imposible de evitar”.

Esta división surge luego de que los cancilleres de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay firmaran una resolución conjunta en la que se decidiera “suspender a Venezuela en todos los derechos y obligaciones inherentes a su condición de Estado parte” del Mercosur, por la “ruptura del orden democrático”. “A Venezuela no lo van a sacar jamás”, reaccionó poco después Maduro.

El lápiz verde