Mendoza: una nena de 10 años fue violada y está embarazada

El abuso se descubrió cuando la menor atravesaba la semana 32 de gestación. Por el caso, quedó detenido e imputado un tío de la nena, de 23 años, que vivía en la casa con ella.

Un grave caso de abuso tuvo lugar en la provincia de Mendoza. Una nena de 10 años fue violada y quedó embarazada. Cuando se descubrió el abuso, la menor ya atravesaba la semana 32 de gestación, lo que corresponde a unos 8 meses de embarazo. Por el caso, detuvieron e imputaron a un tío de la niña, de 23 años, que vivía en la casa con ella.

El caso salió a la luz hace solo dos días. La pequeña le contó a su mamá que sentía fuertes dolores de panza, por lo que decidió llevarla primero a un centro de salud y luego al hospital pediátrico Humberto Notti. Allí fue donde finalmente se constató que la menor estaba embarazada. Según publicó el Noticiero 9, de Canal 9 Televida de Mendoza, la nena quedó internada para realizarse los estudios pertinentes y aplicarle el kit de emergencia para este tipo de casos.

Según publicó La Nación, el caso reabrió el debate sobre la interrupción del embarazo. De acuerdo con el Código Penal argentino y al fallo de la Corte Suprema de la Nación, no es punible el aborto ante una violación, por lo que la práctica no está supeditada a trámite judicial.

Sin embargo, el hecho de llevar 32 semanas de gestación lo ha convertido en un caso especial que ha despertado una fuerte polémica. El procurador de la Corte, Alejandro Gullé, dijo a La Nación que ve difícil la instrumentación de un aborto por el grado de desarrollo del bebé. Además, sumó la "objeción de conciencia" que plantearía el médico que debiera realizar la intervención.

Por otra parte, el abogado de Derechos Humanos Diego Lavado se refirió a la condición legal en la que se encuentra la afectada. "El embarazo de una niña por debajo de los 13 años legalmente es producto de una violación. Si está el consentimiento del progenitor, el médico debería proceder a la interrupción, de acuerdo al fallo de la Corte en el 2012, que instó a las provincias a aplicar un protocolo para los abortos no punibles", explicó el letrado.

En la causa, el acusado fue imputado por abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y por la convivencia, y se espera que su situación procesal se defina en las próximas horas, luego de que se realicen una serie de estudios para determinar su autoría. Los investigadores consideran que la menor habría sido abusada en reiteradas oportunidades.

El Lapiz Verde móvil info general