Monzó: "Cambiemos va a estar por encima de los 35 puntos"

El presidente de la Cámara de Diputados se mostró confiado con el resultado de las elecciones en la Provincia de Buenos Aires y afirmó que "Cristina Kirchner representa el pasado".

El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, aseguró hoy que Cambiemos "va a estar por encima de los 35 puntos" en las próximas elecciones en la Provincia de Buenos Aires, ya que el espacio que integra representa "la expectativa del futuro" mientras que la ex presidenta Cristina Kirchner "refleja el pasado".

"Hoy el Gobierno tiene este crédito de no volver al pasado, que le sirve sobradamente para tener elecciones importantes en los principales distritos del país. Son los que te relegitiman en el próximo período", afirmó Monzó en una entrevista con el diario La Nación.

Según el diputado, el frente oficialista "va a estar por encima de los 35 puntos" en la Provincia de Buenos Aires gracias "al trabajo de María Eugenia Vidal, lo que representa su figura y con el fantasma del pasado". 

Esa cifra garantizaría el triunfo en territorio bonaerense, donde según el ex ministro de Daniel Scioli "un triunfo o una derrota significan mayor o menor crédito en los próximos dos años".

Para el titular de la cámara baja, la elección no producirá un cambio cuantitativo en el recinto, pero sí cualitativo: "Se termina la concentración que tenía el kirchnerismo, que le daba la posibilidad de designar los candidatos. Los gobernadores van a poder designar sus diputados y eso les dará más conciencia de gobernabilidad a la hora de votar las leyes". 

En cuanto al peronismo, Monzó vaticinó que "el sector más perjudicado a nivel nacional en Diputados será La Cámpora", ya que la ex presidenta "dejó de ser una referencia nacional para ser una referencia netamente provincial". 

"Eso va a implicar que los diputados nacionales que tengamos a partir del 10 de diciembre vengan referenciados con sus gobernadores. Es algo muy bueno", remarcó, y consideró que será un Congreso más favorable para el oficialismo.

"La etapa siguiente del Gobierno va a implicar reformas estructurales mucho más profundas. Ya se está trabajando sobre una reforma tributaria que va a necesitar el consenso de todas las partes", adelantó.

En cambio, para Monzó perder las elecciones será complejo para la gobernabilidad porque "va a ser muy difícil que el Presidente tenga legitimidad para juntar a todos los sectores.

Por otra parte, el diputado admitió las diferencias internas, en especial con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, aunque las minimizó: "No habríamos llegado a donde llegamos si no hubiera un criterio parecido en la forma de lograr el objetivo".

"Siempre hubo diferencias de opiniones y bienvenida la diversidad. Pero ahora, cuando faltan cuatro meses para las elecciones, con Marcos siempre hemos tenido la inteligencia para acercar las dos partes y pensar en pos del objetivo electoral", indicó.

Para Monzó, "los espacios de poder no pueden ser homogéneos y el conductor, en este caso el Presidente, tiene que saber administrar esa diversidad y hasta hoy la administra bastante bien". Además, subrayó: "La sinceridad es lo que me permite renovar los créditos cuando parece que estoy afuera".

Diarios Argentinos móvil