Murió Mónica Garnica, su marido la había prendido fuego

La joven de 25 años, madre de 3 niños y estudiante de la Universidad de Lomas de Zamora estaba internada en el Hospital del Quemado porteño desde el 27 de diciembre. Tenía el 55% de su cuerpo quemado.

Mónica Garnica Lujan, la estudiante universitaria y madre de 3 niños que había sufrido quemaduras en el 55 por ciento de su cuerpo tras ser prendida fuego por su pareja, murió hoy en el Hospital Del Quemado porteño, lugar en el que estaba internada en terapia intensiva desde el 27 de diciembre.

Fuentes judiciales informaron a Télam que por el femicidio, que tuvo lugar en la localidad bonaerense de Berazategui, continúa detenido su pareja y padre de sus 3 hijos: Ángel Saracho de 25 años. La joven, de 25 años, estaba internada en coma farmacológico y con respirador. Tenía quemaduras de primer y segundo grado en el rostro, pecho, brazos y piernas, además de tener afectadas las vías respiratorias.

La abogada defensora Claudia Perugino sostuvo que ya habían realizado una denuncia por violencia de género contra el agresor. "Mónica lo había denunciado por violencia de género pero él la amenazó para que retirara la denuncia porque en 2018 iba a estudiar para ingresar a la policía bonaerense", aseguró la representante de la familia de la víctima.

El domingo 24 de diciembre, antes del mediodía, la madre y la hermana de Saracho escucharon gritos de auxilio que venían del fondo. Cuando llegaron a la casilla vieron a Mónica prendida fuego. Un vecino y su madre viajaron en la ambulancia con ella. Según el sitio Cosecha Roja, el hombre le contó a la familia de la chica que Mónica le dijo que el marido la había rociado con alcohol y la había prendido fuego.

La estudiante para Instrumentista de la Universidad Nacional Arturo Jauretche de Florencio Varela entró de urgencia el domingo al Hospital de Berazategui, donde pasó la Nochebuena y quedó internada, inconsciente, en coma farmacológico.

San Martín móvil