No repunta el consumo: cayó 6,6% en febrero

Así lo confirman la CAME y la consultora Scentia. En el segundo mes del año el consumo mostró una contracción de -4,1% y -6,6% según sendas mediciones. Las previsiones para 2017 muestran números negativos.

El consumo cayó un -6,6% en febrero, y acumula -5,6% en el primer bimestre del año según la consultora Scentia. Los sectores supermercadistas, empresas de consumo masivo y de almacenes están en alerta por las pésimas señales que muestra el comienzo del año.

La consultora dirigida por Osvaldo del Río confirmó la tendencia que se viene dando desde  2016 y el primer mes de 2017. Sin embargo el especialista mantiene ciertas expectativas: "Seguimos considerando que en abril podría comenzar a observarse una estabilidad versus el año pasado. El volumen logrado en 2016 podría ser la nueva base del consumo", aseguró del Río.

Sin embargo no fue optimista para la medición anual: “se moverá en el rango de otra contracción de 1 por ciento o a lo sumo una recuperación de 1 punto. El año pasado terminó con un registro de -4,5 por ciento”.

Respecto de los rubros relevados el de bebidas sin alcohol fue el más afectado y reveló un desplome de -10,9% respecto de de febrero 2016 y un descenso acumulado en el primer bimestre de -8,2%. Productos de limpieza y hogar cayeron -9,7% en febrero y lleva -7,3% acumulado en el año. Le siguieron productos "perecederos y fríos" e higiene y cosmética, con caídas de -7,1% y -6,7% respectivamente.

El rubro Alimentos mostró un descenso moderado de -3,2%,y  el de bebidas con alcohol pudo mantener un retroceso de -0,8% en febrero y un acumulado de -1,7%.

Por otro lado la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) confirmó la tendencia evidenciada por la consultora y midió en febrero una caída de -4,1% en las ventas minoristas respecto de igual mes de 2016, por lo tanto para la entidad el primer bimestre del año acumula un descenso interanual de -3,3%.

Desde CAME señalan al programa oficial Precios Transparentes como uno de los causantes del freno al consumo, la eliminación de las cuotas sin interés no retrotrajo los precios al contado y tabicó el consumo y el uso de las tarjetas de crédito. Tambien señalan que la competitividad de los precios en países vecinos fomenta el turismo de compras en detrimento del mercado interno y la industria nacional.



El rubro Jugueterías (-6,0%), Calzados (-6,6%) y Joyerías y Relojerías (-7,1%) fueron los que mayor descenso mostraron en sus ventas. Electrodomésticos y artículos electrónicos moderó un poco su caída (-5,2%) pero el sector se vio perjudicado durante el primer bimestre por la eliminación de las cuotas sin interés.

En Alimentos y Bebidas la caída fue de -1,8% en la comparación con febrero de 2016. “Hubo mucho desplazamiento este mes de consumo hacia los grandes comercios, que hicieron descuentos y promociones agresivas para captar clientela. En los almacenes de barrio, la gente controló su compra, evitó la tarjeta y se volcó hacia segundas y terceras marcas para sostener su canasta”, sostiene el informe.

Diarios Argentinos