Odebrecht: nueva denuncia de sobornos a través de un banco de Andorra

El gigante de la construcción pagó comisiones ilegales por 200 millones de dólares a funcionarios y testaferros de Latinoamérica. Se menciona el caso del soterramiento del Sarmiento.

La empresa brasilera Odebrecht, gigante de la construcción involucrado en múltiples casos de corrupción en toda América Latina, pagó 200 millones de dólares en sobornos ilegales a políticos, funcionarios públicos, empresarios y testaferros en ocho países de la región a través de un banco de Andorra. La información fue publicada por el diario EL PAÍS de España a partir de informes confidenciales de la policía del pequeño principado europeo. El caso del soterramiento del tren Sarmiento salpica a funcionarios argentinos.

Las autoridades de Andorra arribaron a esta conclusión luego de examinar las cuentas de 145 clientes de Odebrecht en la Banca Privada d’Andorra (BPA), institución financiera que está intervenida desde 2015 por delitos de lavado y blanqueo de capitales.

EL PAÍS de España accedió a la documentación confidencial que prueba que dirigentes y emisarios de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Perú, Panamá y Uruguay abrieron cuentas secretas en BPA y recibieron sobornos millonarios de parte del gigante de la construcción. Para realizar los pagos, se utilizaron sociedades en Panamá, Islas Vírgenes y Belice, paraísos fiscales que, por su opacidad, facilitaron la transacción ilegal.

El caso Odebrecht estalló hace más de un año, impactó en toda la región y salpicó a dirigentes del más alto nivel político. En Brasil disparó una masiva investigación judicial que involucró al expresidente Luis Ignacio Lula Da Silva y al actual mandatario, Michel Temer. Ollanta Humala, exmandamás en Perú, y Juan Manuel Santos, actual presidente de Colombia, también están sospechados de haber participado en la trama de sobornos.

Según las autoridades policiales y judiciales de Andorra, Odebrecht ejecutó comisiones ilegales a través de las sociedades off shore Aeon Group y Klienfeld Services Limited. A cambio, la compañía obtuvo contratos de obra pública. Solamente a través de Klienfeld, una firma radicada en Antigua Barbuda, se pagaron más de 200 millones de dólares en sobornos.

EL PAÍS confirma que Odebrecht realizó comisiones ilegales para participar del soterramiento del tren Sarmiento en la Argentina, una obra licitada en 2006 durante el gobierno de Néstor Kirchner por más de 3000 millones de dólares. La construcción de este proyecto fue reactivada con la asunción de Mauricio Macri. El titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y persona de confianza del presidente, Gustavo Arribas, fue acusado de haber recibido más de medio millón de dólares a través de un operador de Odebrecht. El giro se habría hecho para garantizar la participación de la constructora en el plan de soterramiento. La Justicia desestimó la denuncia y sobreseyó en poco tiempo a Arribas.

El lápiz verde