Peligra Qatar 2022

La FIFA está estudiando mover la sede de la Copa Mundial de 2022. Las declaraciones en los juicios del FIFA-gate en New York y los conflictos en la península arábiga, los motivos.

La sede de la Copa Mundial de 2022 se movería a América del Norte (organización conjunta entre México, Estados Unidos y Canadá), lo que dejaría como principal candidata a Inglaterra en 2026 y favorecería a la organización de Argentina, Uruguay y Paraguay para la Copa Centenario de 2030.

Los rumores sobre la "compra" de la sede en Qatar pasaron a ser certezas con las declaraciones de los imputados en el FIFA-gate. Así se desprende de las declaraciones de varios acusados, entre ellos, el colombiano Gerardo Bedoya, quien declaró que "Qatar envió emisarios para hacer lobby ante la dirigencia sudamericana".

En junio de este año, la FIFA recibió de parte de Egipto y de Arabia Saudita la solicitud de dar de baja la sede qatarí, debido a que "la zona no presenta las medidas mínimas de seguridad" y a que se considera a Qatar como "base del terrorismo en la región".

La situación política tampoco es la mejor en la península: cuatro países vecinos, Bahrein y Emiratos Árabes Unidos, además de Egipto y Arabia Saudita, han decidido cortar relaciones diplomáticas con Qatar y cerrar sus fronteras marítimas, aéreas y terrestres.

El comité organizador de los Estados Unidos, Canadá y México para la Copa del Mundo 2026 habría sido contactado por la FIFA, y así sugirió la hipótesis de que el trío podría heredar la competencia antes de lo esperado, si es que Qatar no logra resolver sus tensiones diplomáticas.

Qatar solo tiene frontera terrestre con Arabia Saudita y depende de esta para poder ingresar materiales para la construcción de los estadios, además de necesitar aeropuertos árabes para recibir a los seleccionados y a los fanáticos de todo el mundo. Los qataríes tampoco tienen permitido el paso de embarcaciones por los límites marítimos de Bahrein y Emiratos Árabes Unidos.

Los tres países, hasta el momento, compiten con Marruecos por la realización de la Copa 2026, pero esta novedad eliminaría a los norafricanos como probables organizadores. Periodistas marroquíes declararon, durante el sorteo celebrado el pasado viernes, que era imposible competir con los 3 gigantes de Norteamérica porque "la FIFA quiere garantizarse las ganancias". Tampoco mantienen esperanzas para 2026, donde emerge Inglaterra como gran candidata a la organización.

Eso quitaría del medio al gran rival que tendrían los sudamericanos para la realización de la Copa de 2030 en Argentina, Uruguay y Paraguay, aunque Australia e Indonesia (por separado y también de manera conjunta) amagan con candidatearse para la Copa del Centenario.

La FIFA no se expedirá de manera oficial hasta la próxima reunión de Comité Ejecutivo, que se realizará en el mes de junio venidero, en Moscú. Allí se sabrá definitivamente cual será el destino que tendrá la Copa del Mundo después de Rusia 2018.


El Lapiz Verde móvil info general