Rosario: inauguran el primer semáforo para adictos a los celulares

La iniciativa impulsada desde el Consejo Municipal tiene como objetivo alertar a los transeúntes que circulan con la vista en sus teléfonos, que deben detenerse si están alcanzados por la luz roja.

La Municipalidad de Rosario inaugurará hoy el primer semáforo horizontal (de piso) del país, que tiene como objetivo advertir a los peatones que caminan con la vista baja por usar teléfonos celulares.  


La iniciativa fue planteada desde el Consejo Municipal por el oficialista, Horacio Ghirardi. "El uso constante de teléfonos mientras se transita por la vía pública se transformó en un hábito, ya sea para leer textos o escribir mensajes, lo que en determinadas circunstancias como cruzar la calle, puede ser un riesgo", señaló en comunicación con el medio La Capital.

De los 3.700 accidentes denunciados en Rosario en 2016, en más de 200 estuvieron involucrados peatones. Esas son algunas de las razones por las cuales la Municipalidad decidió instalar el primer semáforo horizontal para peatones, que funcionará en la ciudad.

La experiencia que pondrá en marcha Ambiente y Espacio Público será la primera en el país, y la esquina elegida es Corrientes y Córdoba, una de las más masivas de la ciudad. Luego de esta prueba piloto, el proyecto contempla extenderlo a otros diez puntos de la ciudad.  


"Los semáforos de piso u horizontales están equipados con luces LED, se ubicarán en las calzadas que tengan un semáforo vertical y, coordinados en simultaneo, emitirán una señal lumínica para advertir a los peatones si tienen paso o deben detenerse", completó Ghirardi.

Datos técnicos

La nuevas señales serán las primeras en instalarse en todo el país. Se trata de una tecnología que ya funciona en Alemania, España y Holanda.

El semáforo funciona con tecnología LED y está justamente conectado al semáforo vertical ya existente, ya que trabaja como un anexo del mismo.

La función de la señal, que es desarrollada por la empresa Kapsch, es dar las luces del semáforo peatonal de calle, pero proyectando la señal de ese momento desde el piso, para advertir a aquellos que no estén viendo al frente, sino justamente al pavimento, una actitud íntimamente ligada al uso de telefonía.