Un terremoto sacudió la frontera entre Irán e Irak: al menos, 335 muertos

El sismo alcanzó los 7,3 puntos en la escala de Richter. Hay más de 4000 heridos. La zona más afectada fue la provincia iraní de Kermanshah, donde se produjo la mayor cantidad de víctimas.

Un terromoto de 7,3 puntos de magnitud en la escala de Richter sacudió anoche la frontera entre Irán e Irak y provocó, al menos, 335 muertos y más de 4000 heridos, aunque las cifras podrían aumentar en las próximas horas.  

Según informaron las fuerzas de seguridad, la gran mayoría de las víctimas son de la provincia iraní de Kermanshah, en el oeste del país, una región montañosa. Hubo derrumbes de edificios y el temblor llegó, incluso, hasta la costa del Mar Mediterráneo.

"El terremoto se ha sentido en varias provincias iraníes que limitan con Irak. Ocho pueblos han resultado dañados. Se ha cortado la electricidad en algunas aldeas y se han enviado equipos de rescate a esas áreas", informó la televisión iraní.

En ese país, los muertos ya suman 328 y hay unos 3950 heridos. En Irak, por su parte, se registraron por lo menos 7 fallecidos y 535 personas con heridas, todos en la región semiautónoma kurda, en el norte del país, de acuerdo con lo informado por el Ministerio del Interior de Bagdad.

El epicentro del temblor fue situado, en un primer momento, en Halabya, del lado iraquí de la frontera; pero la agencia geológica iraní lo ubicó en Irán, muy cerca de la frontera, a unos 50 kilómetros al norte de la localidad de Sar-e Pol-e Zaham (provincia de Karmanshah), de 85.000 habitantes, la más afectada por el sismo, en donde han muerto al menos 236 personas.

Además, el sismo generó más de 100 réplicas. En imágenes difundidas por las televisoras locales y por redes sociales, se puede observar el grado de violencia del temblor, registrado por cámaras de seguridad en lugares como comercios, estacionamientos u oficinas, donde comenzaron a caer las cosas y hubo estampidas de personas en busca de refugios. 

La frontera de Irán e Irak está situada sobre fallas tectónicas y los terremotos suelen darse con cierta regularidad. El más importante de los últimos años fue el de 2003 en Bam, en el sureste de Irán, donde hubo 31.000 muertos.

El lápiz verde