Tragedia de Chapecoense: se conocieron los primeros testimonios de dos sobrevivientes

Se trata de lo que relataron el técnico aeronáutico Erwin Tumiri y la azafata Ximena Suárez. Según contaron, en los instantes previos a que el avión se estrellara se apagaron las luces y muchos se levantaron de sus asientos.

Todavía no se conocen las razones del trágico accidente del avión del equipo de fútbol brasileño Chapecoense en el que murieron 71 personas. Sin embargo, además del hallazgo de las cajas negras que conservan la grabación de los últimos del vuelo, ya se conocieron los primeros testimonios de dos de los seis sobrevivientes.

Se trata de los impactantes relatos que pudieron dar tanto el técnico aeronáutico Erwin Tumiri como la azafata Ximena Suárez, los únicos dos sobrevivientes pertenecientes a la lista de tripulación que viajaba en el avión de la aerolínea venezolana Lamia Corporation.

Tumiri, que permanece estable y se encuentra fuera de peligro, contó cómo fueron los instantes antes de que el Bae Avro RJ85 se desplomara en el Cerro Gordo, de la ciudad colombiana de Medellín, a solo cuatro minutos de llegar al aeropuerto.

"Sobreviví porque seguí los protocolos de seguridad. Ante la situación muchos se levantaron de sus asientos y comenzaron a gritar. Puse las maletas entre mis piernas para formar la posición fetal que se recomienda en los accidentes", contó el técnico de la aeronave que transportaba a Chapecoense hacia Medellín para disputar la final de la Copa Sudamericana frente a Atlético Nacional.

Suárez, por su parte, pude transmitirle algunas palabras al gobernador de Antioquia, Luis Pérez. "Lo poco que ella habló fue que se empezaron a apagar las luces paulatinamente y que a los 40 a 50 segundos sintió el estallido. Hasta ahí se acuerda”, dijo el mandatario de la localidad en la que cayó el avión a la cadena Caracol.



Pero no solo fueron los dos sobrevivientes lo que pudieron contar lo ocurrido minutos antes de la tragedia. Juan Sebastián Upegui, copiloto del vuelo Avianca 9253, que en ese momento también se encontraba el aire sobre Medellín, escuchó los dramáticos diálogos entre el piloto del avión que transportaba al plantel del Chapecoense y la torre de control minutos antes de que colisionara con el suelo.

"El TJ85 dijo de repente: 'Solicitamos prioridad para proceder a la pista, solicitamos prioridad para proceder al localizador. Tenemos problemas de combustible'. Y cuando empezó a bajar, declaró la emergencia de que tenía problemas de combustible", relató Upegui.

Los testimonios refuerzan las hipótesis de que el avión de Lamia se pudo haber precipitado al suelo producto de una falla eléctrica por la falta de combustible. Ahora deberá esperarse el registro de las cajas negras para conocer lo que ocurrió las razones del accidentes en el que murieron 71 personas, entre jugadores, dirigentes, periodistas y personal de tripulación.