Trump contradice su propio consejo y se toma 17 días de vacaciones

El presidente de los Estados Unidos había criticado a Barack Obama por tomarse 10 días de descanso. “Bonita ética de trabajo”, había escrito entonces. Ahora se va más de dos semanas a un club de golf.

“Barack Obama jugó al golf ayer. Ahora inicia unas vacaciones de 10 días en Martha’s Vineyard. Bonita ética de trabajo”. Esto twitteó Donald Trump en 2011, cuando no se imaginaba el rigor y las inclemencias que produce el poder. Este viernes inicia 17 días de descanso veraniego en su club privado de golf de Bedminster (New Jersey), a pesar de haber prometido que se tomaría pocas vacaciones.


Cultor de un perfil de empresario exitoso, durante años Trump se pronunció contra la decisión de tomarse descansos prolongados. En una entrevista en 2004 con Larry King, el magnate inmobiliario indicó que la mayoría de las personas que conoce y son exitosas “no se toman vacaciones. Sus trabajos son sus vacaciones”.

En 2012, el líder republicano twitteó: “No tomes vacaciones. ¿Cuál es el objetivo? Si no estás disfrutando tu trabajo, estás en el trabajo equivocado”. La frase era una cita de su libro “Piensa como un multimillonario”.


En rigor, las responsabilidades de la primera magistratura de los Estados Unidos le demandan a Trump un mayor descanso que el que se tomaba cuando se desempeñaba en el sector privado. Según informa el periódico The Telegraph, el presidente se las arregla para pasar bastante tiempo fuera de Washington. Desde que asumió el cargo en enero de este año, estuvo 13 de los 28 fines de semana fuera de sus oficinas de la Casa Blanca, casi siempre en sus propiedades de Palm Beach, Florida. Ahora inicia un extendido receso estival, a pesar de sus propias recomendaciones.

Diarios Argentinos