Trump firmó un nuevo decreto del veto migratorio

En su versión corregida, la nueva disposición excluye del veto a Irak, si bien mantiene la prohibición de entra a Estados Unidos durante 90 días a los cuidadanos de Irán, Somalia, Libia, Siria, Yemen y Sudán.

El presidente Donald Trump firmó hoy un nuevo decreto que bloquea temporalmente el ingreso a Estados Unidos a emigrantes y refugiados de seis países de mayoría musulmana, en una versión levemente atenuada de una orden que resultó anulada por la justicia.

Al justificar la medida, el gobierno de Trump, que asegura que las restricciones son necesarias para combatir el islamismo radical y evitar atentados, afirmó que la Oficina Federal de Investigaciones investiga actualmente a 300 refugiados asentados en Estados Unidos por "actividades terroristas". 

El secretario de Estado, Rex Tillerson, dijo que el nuevo veto migratorio es "vital" para la seguridad del país, y pidió a sus aliados en todo el mundo que "entiendan" que se trata de un esfuerzo "temporal" para reforzar los controles migratorios.

La directiva modificada es de alcance más limitado y especifica que la prohibición de entrada a Estados Unidos por 90 días para los ciudadanos de Sudán, Siria, Irán, Libia, Somalia y Yemen no se aplica a aquellos que ya hayan tramitado y obtenido una visa, dijo el vocero de la Casa Blanca, Michael Short.

El lápiz verde