Trump llama “Pocahontas” a una senadora y desata una ola de críticas

Lo hizo en un acto de homenaje a un grupo de indios americanos. El apodo, que evoca a una figura emblemática entre los nativos, es utilizado con frecuencia de forma despectiva hacia esa comunidad.

Donald Trump realizó ayer un acto de homenaje a un grupo de indios americanos en la Casa Blanca. El evento se desarrollaba con normalidad, hasta que el presidente de los Estados Unidos llamó de manera irónica “Pocahontas” a una senadora demócrata y desató una ola de críticas.

Los nativos norteamericanos invitados al Salón Oval, que superan los 90 años de edad, pertenecen al grupo de los Navajo, importantes en la historia del país por su contribución durante la Segunda Guerra Mundial, en la que se utilizó su lengua como código cifrado. Frente a los veteranos de guerra, Trump interrumpió la solemnidad cuando se refirió como Pocahontas a Elizabeth Warren, una legisladora progresista y ferviente opositora del líder republicano.

"Quiero darles las gracias porque son personas muy, muy especiales", arrancó su alocución el presidente. "Ustedes estaban aquí mucho antes que cualquiera de nosotros, aunque tenemos una representante en el Congreso que dice que estaba aquí mucho tiempo atrás. La llaman 'Pocahontas'", continuó, sarcástico, ante el silencio de sus interlocutores.


Pocahontas es una figura emblemática entre los indios americanos, que fue llevada al cine en distintas oportunidades. Fue la hija mayor del jefe de la confederación anglonquina, un pueblo nativo de Virginia. El nombre es utilizado de forma despectiva hacia la comunidad de nativos norteamericanos.

A Trump no le hizo falta hacer explícito que se refería a la senadora Warren, a quien ya ha llamado con ese apodo a pesar de la condena del Congreso Nacional de Indios Norteamericanos (NCAI). La legisladora, una figura prominente del Partido Demócrata, ha afirmado ser descendiente de nativos americanos, algo que nunca terminó de demostrar.

"Es profundamente desafortunado que el presidente de Estados Unidos no sea capaz de superar una ceremonia en honor a estos héroes sin tener que lanzar una calumnia racial", expresó a la cadena MSNBC Elizabeth Warren.

La propia NCAI salió a repudiar las palabras de Trump. "Lamentamos que el uso del presidente del nombre de Pocahontas, como una calumnia para insultar a un adversario político, esté ensombreciendo el verdadero propósito de la ceremonia de hoy en la Casa Blanca", observó su titular, Jefferson Keel.


El lápiz verde