Un estudio reveló que los prejuicios dependen de la inteligencia

Dos psicólogos sociales midieron la cantidad de prejuicios presente en grupos de mayor capacidad cognitiva y menor capacidad cognitiva y estudiaron hacia quiénes dirigían sus prejuicios.

Un estudio reveló que las personas en los extremos altos y bajos del espectro de inteligencia realmente expresan niveles iguales de prejuicio, pero que la diferencia radica en las personas en contra de quienes apuntan esas críticas.

Los autores de la investigación, los psicólogos sociales Mark Brandt y Jarret Crawford, analizaron 5.914 sujetos en su experimento, “respondiendo a preguntas sin resolver sobre la relación entre la capacidad cognitiva y el prejuicio”.

Sin tener en cuenta juicios de valor sobre si un prejuicio específico está justificado o no, midieron la cantidad de prejuicios presente en grupos de mayor capacidad cognitiva y estudiaron hacia quiénes dirigían sus prejuicios.

Brant y Crawford pudieron así replicar hallazgos anteriores de que las personas de baja capacidad cognitiva tienden a ser prejiciosas contra grupos que tienen “baja elección”, en su grupo de status. Definidos por su raza, género u orientación sexual, por ejemplo. Las personas de baja capacidad cognitiva tienen en general más prejuicios contra grupos donde la gente no eligió ser parte, como los grupos étnicos o la comunidad LGBT.

Pero, según su investigación, esta tendencia se invierte entre las personas de alta capacidad cognitiva. En otras palabras, fue más probable que los sujetos más inteligentes de su estudio tuvieran prejuicios contra grupos considerados “convencionales” o grupos percibidos como de “alta elección” en sus asociaciones. Aquellos que tienen una determinada ideología política o religión.

Los investigadores apuntaron el estudio, por ejemplo, a entender el fenómeno fronterizo con respecto al plan de Donald Trump de construir una gran pared a lo largo de la frontera sur de los Estados Unidos, es decir la creación de un límite literal donde antes sólo existía uno mental.