Un funcionario de Vidal dijo que Milagro Sala debe ser liberada

Se trata del secretario de Derechos Humanos bonaerense, Santiago Cantón, que pidió respetar las resoluciones de la ONU y la CIDH. Además, rechazó la baja de la edad de imputabilidad y propuso discutir el aborto.

El secretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Santiago Canton, se diferenció de la postura del Gobierno nacional y consideró que Milagro Sala debe ser liberada, tal como pronunciaron la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Yo soy internacionalista, he trabajado en organismos internacionales de derechos humanos toda mi vida, y creo que las decisiones de órganos de esta naturaleza, como la CIDH o el Grupo de Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas, deben ser cumplidas”, opinó el funcionario de María Eugenia Vidal.

Al cumplirse un año de la detención de la líder de la Tupac Amaru, Canton explicó que este tipo de decisiones pueden discutirse “internamente”, pero “una vez que hay una decisión internacional de un órgano de Naciones Unidas que es independiente, esas decisiones deben ser respetadas”.

“Eso yo lo he planteado a lo largo de 30 años, por escrito, en presentaciones públicas. Por lo tanto, cuando el Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias planteó eso, yo he dicho que tiene que ser dejada en libertad, porque esto es una cuestión de respeto a un órgano jurídico internacional del cual la Argentina es parte”, señaló en una entrevista con el portal Letra P.

Además, el secretario de DDHH de Vidal también se mostró en contra de la intención del Gobierno nacional de bajar la edad imputabilidad de 16 a 14 años. “No estoy de acuerdo con la baja de edad de imputabilidad, y no es mi posición, sino la de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”, respondió al ser consultado por ese tema.

Sobre las razones de su postura, el funcionario aseguró que la baja de la imputabilidad no es un tema político, sino “científico”. “Está comprobado que los adolescentes entre los 16 -inclusive- y entrados los 20 años, no tienen el mismo desarrollo del lóbulo frontal del cerebro, que es el que mide las consecuencias, impulsos y contribuye a la decisión de qué riesgo tiene que tomar uno frente a ciertos hechos. Por lo tanto, cualquier discusión sobre esta materia tiene que tener en cuenta eso”, sostuvo.

“No es una cuestión de arbitrariedad del Derecho o de los políticos decir ‘vamos a bajar de 16 a 14’. No hay que bajarla. Detrás hay un argumento científico (…) el debate tiene que tener en cuenta eso, porque si no estamos tomando una decisión arbitraria en base a no sé qué. Y en ese contexto, centrar todo en la baja de edad de imputabilidad es un error”, argumentó Canton.

Diarios Argentinos móvil