Vidal admitió que “no fue un año fácil para Cambiemos"

La gobernadora señaló que la fuerza liderada por Macri debió “sincerar la pobreza, la inflación, lo que se trataba de tapar”. No descartó nuevas incorporaciones provenientes del peronismo en su gabinete.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, advirtió que admitió que "no fue un año fácil" porque Cambiemos debió "sincerar la pobreza, la inflación, lo que se trataba de tapar, y enfrentarlo, como con los tarifas".

A su vez, en una entrevista publicada por diario Perfil la mandataria sostuvo que "seguirá sumando" a su administración a "todos los que crea valiosos", por lo que no descartó nuevas incorporaciones provenientes del peronismo, al asegurar que la alianza oficialista Cambiemos "no puede ser un lugar cerrado".

"Voy a sumar a todos los que crea valiosos y Cambiemos lo sabe", señaló Vidal, al apuntar que su espacio debe "fortalecerse".

Al respecto, enfatizó que la alianza de gobierno "no puede ser un lugar cerrado, eso fue el kirchnerismo".

En ese sentido, aclaró que el presidente Mauricio Macri "nunca en todo el año" le manifestó una "diferencia en relación con las incorporaciones" de su gobierno, en tanto añadió que "muchas" fueron consultadas con el mandatario y las "discutieron juntos".

De cara a las elecciones legislativas del año próximo, sostuvo que "se discute el candidato y la gestión también", tras lo cual agregó: "Estoy dispuesta a dar la discusión haciéndome cargo de lo que falta y de lo que hicimos".

"Una de las cosas que aprendí este año es que los cambios no se van a dar todo lo rápido que espero. No quiere decir que no me enoje, que no sea exigente y que no sea una jefa bastante difícil. Pero tengo un gran equipo", concluyó.