Advierten que Bolsonaro puede estar planeando un golpe militar

En una carta pública, una serie de personalidades influyentes a nivel mundial alertaron sobre los peligros de la marcha del 7 de septiembre convocada por partidarios del mandatario brasileño.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, podría estar organizando un golpe militar en Brasil, según alertaron a través de una carta abierta una serie de personalidades influyentes a nivel mundial, entre los que se cuentan ex presidentes, primeros ministros y destacadas figuras públicas de la izquierda y de los movimientos populares. 

"Ahora mismo, el presidente Jair Bolsonaro y sus aliados -entre quienes se encuentran grupos de supremacistas blancos, la policía militar y funcionarios públicos en todos los niveles del gobierno- están preparando una marcha a nivel nacional en contra de la Corte Suprema y el Congreso el siete de septiembre, agudizando los temores de un golpe de Estado en la tercera democracia más grande del mundo". 

La misiva hace referencia a las manifestaciones que los seguidores de Bolsonaro están organizando para el próximo martes 7 de septiembre y advierte el peligro que implica para la democracia, ya que equivale a una insurrección inspirada en el ataque de los partidarios de Donald Trump al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero: 'Están avivando los temores de un golpe en la tercera democracia más grande del mundo", se remarca.  

La carta fue firmada por José Luis Rodríguez Zapatero, el ex primer ministro español Yanis Varoufakis , el ex ministro de Finanzas griego Jeremy Corbyn, el ex líder laborista británico Fernando Lugo, el ex presidente paraguayo Caroline Lucas, el diputado verde británico y Adolfo Pérez Esquivel, el premio Nobel argentino y activista de derechos humanos. 

Señalan que el 10 de agosto, Bolsonaro “dirigió un desfile militar sin precedentes por la ciudad capital de Brasilia, mientras sus aliados en el Congreso impulsaban reformas radicales al sistema electoral del país que, según él, son críticas antes de las elecciones presidenciales del próximo año”.

El propio presidente dijo el 21 de agosto que las marchas se preparan para un "contragolpe necesario" contra el Congreso y la Corte Suprema. Su mensaje afirmaba que la “constitución comunista” de Brasil le había quitado el poder y acusaba a “el poder judicial, la izquierda y todo un aparato de intereses ocultos” de conspirar contra él.

La carta abierta advierte: “Los miembros del Congreso en Brasil han advertido que la movilización del 7 de septiembre se ha inspirado en la insurrección en el Capitolio de los EE. UU. El 6 de enero de 2021, cuando el entonces presidente Donald Trump alentó a sus partidarios a 'detener el robo' con falsos reclamos de fraude electoral en las elecciones presidenciales de 2020.

“Estamos profundamente preocupados por la amenaza inminente a las instituciones democráticas de Brasil, y estamos atentos para defenderlas antes del 7 de septiembre y después. El pueblo de Brasil ha luchado durante décadas para asegurar la democracia del gobierno militar. No se debe permitir que Bolsonaro se lo robe ahora ”.

Ernesto Samper Pizano, ex presidente de Colombia, Cori Bush, un miembro demócrata de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Jean-Luc Mélenchon, el candidato presidencial francés y Manon Aubry, el eurodiputado francés, fueron otros firmantes de la misiva. 

Según los informes, se desplegarán más de 5,000 agentes de policía para proteger al Congreso en medio de los temores de que pueda sufrir la misma suerte que el Capitolio de los Estados Unidos después de la derrota de Trump. Los líderes de izquierda han instado a sus seguidores a evitar enfrentamientos al no realizar contraprotestas, mientras que la embajada de Estados Unidos les ha dicho a los ciudadanos que se mantengan alejados.

El jueves, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Brasil, Luiz Fux, dijo que la gente debe ser consciente de las "consecuencias judiciales de sus actos", independientemente de sus inclinaciones políticas. “La libertad de expresión no implica violencia y amenazas”, advirtió Fux.


Diarios Argentinos