Baratta rompió el silencio desde la cárcel de Ezeiza

El exnúmero dos de De Vido rechazó las acusaciones en su contra en la causa de los cuadernos. Aseguró que los empresarios mintieron por "miedo". Además, se refirió a la denuncia contra Stornelli.

El exnúmero dos de Julio de Vido en el Ministerio de Planificación, Roberto Baratta, rompió el silencio desde la cárcel de Ezeiza, donde se encuentra detenido por la llamada causa de los cuadernos, y calificó a ese expediente como "una gran mentira guionada por el fiscal Carlos Stornelli". 

En una entrevista con radio Nacional, el exfuncionario aseguró que la causa no tiene pruebas y acusó a los empresarios de brindar testimonios falsos. "Mintieron. Ninguno presentó pruebas sobre lo que declararon en contra mío, de Cristina y De Vido. No entregaron nada, simplemente con la palabra alcanzó", afirmó.  


"Ninguno de los empresarios presentó pruebas sobre lo que declararon en contra mío, de Cristina y De Vido"


En ese sintonía, añadió: "Ninguno demostró de dónde sacó la supuesta plata que presuntamente me entregaron. Debe estar en los balances. Y si no está en los balances, ¿de dónde proviene?".

Baratta opinó, entre otras cosas, que los empresarios que declararon como arrepentidos lo hicieron "por miedo de ir a prisión". "Sintieron el olor a meo en Comodoro Py y dijeron cualquier cosa. Ninguno demostró absolutamente nada. Muchos arrepentidos declararon dos o tres veces y se arrepintieron de sus propias declaraciones", remarcó.


"Los empresarios sintieron el olor a meo en Comodoro Py y dijeron cualquier cosa"


Además, negó que haya sido el "valijero" encargado de cobrar las coimas de los empresarios beneficiarios de la obra pública durante las gestiones kirchneristas, tal como lo señalaron el juez Claudio Bonadio y Stornelli en la causa. 

"Nunca hice ninguna de esas funciones. Nunca Cristina ni De Vido me dieron ninguna de esas órdenes. Mi única función en cada una de las campañas era suministrarles a gobernadores e intendentes informes de gestión y de avance de obras para que ellos tengan un discurso para hacer campaña", se defendió. 


La denuncia contra Stornelli y las escuchas que le "llegaron a Carrió"

Baratta fue acusado por la Coalición Cívica-ARI, partido que encabeza Elisa Carrió, de haber "armado" la denuncia de extorsión contra el fiscal Carlos Stornelli. Según la diputada oficialista, llegó a ella y sus colaboradoras un "sobre" con transcripciones de un diálogo entre el exfuncionario detenido y Carlos Zelkovicz, también exfuncionario, en el que hablaban de ese tema. 

Si bien no reconoció ni negó esas conversaciones, el excolaborador de De Vido denunció la manera en la que fueron obtenidos. "No tenían ninguna orden de escucha sobre mi persona. Violaron mi intimidad y la de todos los presos que estamos en Ezeiza. No voy a hablar de mis charlas personales", dijo en su descargo. 

"Esto demuestra que todo es una gran causa política donde aquellos que defendimos una idea somos atacados y perseguidos", sostuvo. 

Diarios Argentinos móvil