Sabrina Calandrón: "Debemos pensar en cómo construir masculinidades responsables"

En diálogo con EPD, la funcionaria del Ministerio de Seguridad reflexionó acerca del lugar de la mujer en el mundo laboral, dio detalles de las acciones desarrolladas por la cartera para abordar la violencia de género y pidió "desterrar" la cultura machista que colonizó parte de la Justicia.

Al conmemorarse este 8 de marzo un nuevo Día Internacional de la Mujer, El País Digital dialogó con Sabrina Calandrón, doctora en Antropología Social y subsecretaria de Derechos, Bienestar y Género del Ministerio de Seguridad. Durante la charla, la funcionaria dio detalles sobre la implementación de URGE, un sistema único de registro de denuncias de violencia de género creado por la cartera que encabeza Sabina Frederic.

Además, la escritora consideró que hay que "poner en valor" el lugar de la mujer en el ámbito laboral, llamó a pensar sobre "cómo construir mascunilidades responsables" y sostuvo que parte de la Justicia "está colonizada por cierta cultura machista que hay que desterrar.


-¿Qué reflexión hace en este nuevo Día Internacional de la Mujer?

Lo más importante es recuperar que se trata de conmemorar El Día Internacional de la Mujer Trabajadora y en ese sentido nos merece una reflexión acerca del lugar que construimos y que tenemos las mujeres en el mundo del trabajo y el aporte que hacemos a la economía con todo lo que ello también implica en relación a las responsabilidades vinculadas al hogar y al ámbito laboral. En este aspecto, nos queda poner en valor la trayectoria, la lucha y el desarrollo en el mundo del trabajo y el empleo de las mujeres.


-¿Qué balance hacés desde la gestión en lucha contra la violencia de género?

Asumismo el compromiso de trabajar para el abordaje y la prevención de la violencia de género desde nuestra llegada al Ministerio y en ese sentido transcurrió un año y un par de meses de muchísimo trabajo y esfuerzo para poder desarrollar, sistemas, estrategias y acciones que permitan contener, prevenir y abordar esta problemática en todos los ámbitos: familiar, laboral y público.


-Desde el Ministerio de Seguridad, ¿qué desafío se plantean hacia el futuro respecto a esta problemática?

Estamos desarrolando sistemas que permitan unificar la producción de información, homogeneizar los sistemas de toma de denuncia y así permitir la rápida respuesta  en relación con las medidas de emergencia que se deben tomar en cada una de las situaciones en que se encuentran las mujeres que están atravesando una situación de violencia. Desarrollamos el sistema URGE, que es muy novedoso ya que es una estrategia federal que nos posibilita comunicar e integrar todas las provincias de nuestro país. 

Por otro lado, también estamos trabajando fuertemente en la capacitación de nuestro personal a la hora de atender y prevenir las violencias por razones de género y también en conformar espacios de sensibilización que permitan la emergencia de reflexiones al interior de las fuerzas sobre las prácticas de las mujeres y los varones que llevan adelante y que han naturalizado y las han incorporado en relación con la cultura en la que viven. Tenemos un gran desafío ahí: la reflexión y la desnaturalización de las mascunilidades, debemos seguir preguntándonos cómo construir masculinidades reponsables y libres de violencia y discriminación. Nos queda por delante repensar el lugar de los varones frente a estas nuevas discusiones y nuevos reclamos que tenemos las mujeres y las disidencias.


El sistema URGE

En noviembre del año pasado el Ministerio de Seguridad de la Nación creó un sistema único de registro de denuncias por violencia de género (URGE). 

El URGE es un sistema informático donde se reúnen todos los datos que brinda la persona denunciante. El sistema hace un entrecruzamiento de información, buscando en los archivos de cada jurisdicción, para comprobar los antecedentes de la persona denunciada, y evalúa, en base a la situación descripta por la persona denunciante, el grado de riesgo de la situación. El formulario donde se vuelcan estos datos funciona como reemplazo de las actas policiales. 

La implementación tiene diferentes etapas: el diagnóstico técnico, para relevar el nivel de informatización de los datos que tiene cada jurisdicción, la capacitación al personal de los organismos que intervienen, y la implementación del sistema o bien la homologación, en los casos de las provincias que ya cuentan con sistemas propios de datos en sus dependencias policiales.


-¿Qué opinión tenés sobre el accionar de la Justicia ante estos casos?

Creo que la Justicia es un agente central en la atención adecuada y a tiempo de la violencia por razones de género. Creo que existen varios mecanismos que están disponibles pero que no son utilizados con la rapidez y la frecuencia que demandan estas situaciones. Indudablemente, necesitamos un mayor compromiso y un análisis de las herramientas con las que debe contar el Poder Judicial y las formas de actuar de las personas que lo integran.

Considero personalmente que al igual que las fuerzas policiales, el mundo de la Justicia ha sido, en parte, colonizado por cierta cultura machista que necesariamente tenemos que revisar y desterrar.  

Diarios Argentinos