¿Cómo es el plan del Gobierno para bajar la inflación?

Luego del incremento de precios de la canasta básica durante el mes de abril, el Ejecutivo analiza posibles medidas englobadas en el Plan Otoño para apaciguar la economía de los hogares.

El Gobierno Nacional se encuentra en este momento delineando los detalles del “Plan Otoño”, con  el objetivo de contener la inflación y generar condiciones de mayor estabilidad en los precios y de esta manera sobreponerse a la actividad económica frente a los problemas que ha traído la pandemia. 

Durante los últimos días llevaron a cabo distintas reuniones de funcionarios del gabinete de Economía, luego de obtener datos alarmantes en cuanto a los precios de abril,  cuya inflación se ubicaría en un piso del cuatro por ciento.

Según consideraron el Plan Otoño consistiría en el congelamiento de una lista de 120 productos por unos seis meses. En cuanto a las tarifas de servicios públicos, especialmente electricidad y gas, tendrían sólo un incremento del seis por ciento y luego un virtual congelamiento hasta fin de año.

Otro de los puntos que se analizan son las retenciones, se estipula un incremento de dos puntos porcentuales en las retenciones que se le aplican a la exportación de soja, trigo y maíz. El esquema quedaría con una imposición del 35%, 15 y 15% respectivamente, no obstante el tema sigue en discusión. 

Respecto a la continuidad de los programas de precios, el mismo ya está asegurado y también esperan la continuidad del plan denominado Precios Máximos, sin embargo algunas empresas han advertido que no es compatible con la idea del congelamiento de 120 productos.

Por otro lado, elaboran una ampliación de los planes de asistencia. El mismo viene de la mano de las restricciones por la pandemia por lo que se analiza un mayor resguardo económico para los sectores más afectados. 

Además, se extenderían los beneficios tributarios que se implementaron desde el inicio de la pandemia para aquellos sectores más vulnerables, especialmente pymes. 

En relación al complejo momento pandémico, las restricciones que se determinaron hasta el 30 abril tienen un costo aproximado de 40 a 50 mil millones de pesos. Esta cifra, podría ser duplicada en las nuevas decisiones de asistencia que se adoptarán en caso de nuevos cierres de actividades.


Diarios Argentinos