ConfiAR en la información oficial


La pandemia de COVID-19 está causando estragos desde finales del año pasado en todo el planeta. El mundo entero está en vilo esperando el parte diario de nuevos casos y fallecimientos, y muchos países intentan hacerle frente con medidas de aislamiento y desarrollos de diagnósticos, tratamientos y vacunas. Pero junto con el virus SARS-COV-2, ha surgido la infodemia: la diseminación de la información falsa. Las noticias falsas o fake news se propagan rápidamente (tanto o más que el propio virus) gracias a las redes sociales y hacen mucho daño.

El gobierno nacional, en coordinación con los gobiernos provinciales y siguiendo las recomendaciones de organismos internacionales, dio respuestas rápidas para combatir el virus con medidas como aislamiento, partidas presupuestarias extraordinarias para hospitales y la creación de una unidad de investigación científica sobre COVID19, entre otras. Pero hasta ayer no se había puesto en marcha una iniciativa para combatir la infodemia que el nuevo coronavirus trajo sin quererlo. Es por esto que la Secretaría de Medios de la Nación decidió hacer un compendio de todas esas noticias falsas y mitos respecto al nuevo coronavirus. El resultado fue la plataforma Confiar, disponible en el sitio web de la Agencia Télam, donde se pueden chequear dudas y preguntas frecuentes sobre las medidas de aislamiento, decretos presidenciales, trámites y también información científica acerca del virus y la enfermedad que éste causa. Esta última fue confeccionada por un grupo de científicos del CONICET del que formo parte, comprometidos en luchar contra esta infodemia, que decidimos hacer nuestra parte haciéndole frente a las noticias falsas y contrastándolas con datos reales, científicos y publicados. Si bien surgió como un proyecto autogestivo, nos contactamos con la Secretaría de Prensa de CONICET y nuestro contenido terminó formando parte de la plataforma oficial Confiar, junto con el resto de la información que allí se encuentra.

El rango de las fake news pretendidamente científicas que se viralizaron últimamente va desde cosas en principio verosímiles, como por ejemplo que el uso de ciertos fármacos cura la enfermedad, hasta argumentos sorprendentes como que el virus fue creado en un laboratorio en China para diezmar a la población. Algunas fake news generan complicaciones para otros pacientes: la hidroxicloroquina es un medicamento que se utiliza actualmente en enfermedades como la artritis reumatoide. Luego de la propagación de la noticia que señalaba a esta droga como la cura contra la COVID19 (aunque todavía está en estudio y los resultados no son concluyentes), la demanda creció tanto que quienes realmente la necesitan no la pueden conseguir en las farmacias. Otras noticias causan excesivo pánico y llevan a que las personas suspendan sin consultar medicaciones que necesitan para enfermedades preexistentes, o inversamente generan una falsa sensación de tranquilidad, haciendo que se relajen las pautas de higiene y aislamiento.

En la plataforma sólo se presenta información chequeada por organismos oficiales para combatir la desinformación y el pánico. Es un momento difícil para todos, en que la incertidumbre reina y muchos medios espectacularizan noticias sin revisar las fuentes. Es necesario contar con sitios como este en los que la población puede confiar y además consultar.

El sitio web cuenta con tres secciones: la primera, “Verdadero o Falso”, contiene afirmaciones que se escuchan regularmente durante estos días. La interacción con las placas, con un click o pasando el cursor por las mismas, revela si son verdaderas o falsas, y por qué. En esta sección encontramos datos sobre trámites, medidas y plazos dispuestos por el gobierno nacional, afirmaciones y mitos sobre pautas de higiene y dudas frecuentes.

En la sección “Fake News”, se derriban las más viralizadas noticias falsas que circularon durante estos meses, utilizando datos científicos publicados y siguiendo las pautas oficiales de la Organización Mundial de la Salud y del Ministerio de Salud de la Nación. En la sección “Caja de Herramientas” se presenta una serie de herramientas de búsqueda para chequear las noticias que se reciben antes de reenviarlas contribuyendo a la infodemia. Por último, también es posible enviar una consulta a través de un formulario para que los responsables del contenido de la web chequeen noticias o información sospechosa.

Al menos por parte del grupo de científicos que aportamos nuestro contenido a la plataforma, apuntamos a que este tipo de iniciativas se sostengan incluso una vez que el peligro del nuevo coronavirus se disipe, ya que la información falsa no es nueva ni está únicamente ligada a la COVID19, sino que es un problema con el que nos enfrentamos diariamente, sobre todo con la velocidad a la que viaja la información en redes sociales. Y sobre todo cuando tocan temas tan delicados como nuestra salud o la de nuestros allegados, es muy importante informarse correctamente y saber que hay un sitio donde únicamente se difunde información corroborada.


*Licenciada en Ciencias. Biológicas FCEN-UBA, Becaria doctoral CONICET

Diarios Argentinos móvil